Expediente 801208: ¿Avión en llamas?

El jefe de servicio de la Capitanía General Marítima de Cádiz comunicó que según un mensaje de Costera Tarifa Radio, a las 20,50 horas del 8 de diciembre de 1980, el buque Conquistador se hallaba navegando a 35º 27′ Norte y 7º 50′ Oeste, con rumbo nordeste, cuando el capitán y el radiotelegrafista presenciaron un objeto desintegrándose sobre el buque a unos 20º de altitud.

Asimismo, y en mensaje recibido de Chipiona Costera, personal del pesquero Besugo, que se encontraba en la posición 33º 52′ Norte y 8º 55′ Oeste, observó a las 20,45 horas el mismo fenómeno, dándoles la impresión de ser un avión de pasajeros que llevaba incendiada la turbina izquierda, desapareciendo en dirección norte y hacia la mar.

 
Tomados aisladamente, esos dos incidentes, ocurridos cerca de la costa de Marruecos, nunca 123se hubiesen explicado. Pero, tras consultar nuestros archivos, pronto descubrimos que un verdadero alud de noticias de aparición de OVNIS se había desencadenado aquella noche en el suroeste español. Sin exagerar, miles de personas avistaron como una serie pequeños cuerpos incandescentes pasaba sobre sus cabezas lentamente (la duración fue decenas de segundos). La trayectoria general de ese tren luminoso fue de suroeste a nordeste.

Visto en su conjunto, dadas las características de las observaciones, considerando la amplia zona abarcada y la consiguiente enorme altura a la que realmente tuvo que hallarse, todo apunta a que el fenómeno se trató de un bólido de gran tamaño lo que ocasionó el meteoro (con respecto a la posibilidad de una reentrada de chatarra espacial, prácticamente podemos descartarla, según consultas evacuadas en torno a aquella fecha).

 
Por: Vicente-Juan Ballester Olmos

About these ads

No hay comentarios

Dejar respuesta