Los cálculos teóricos indican que el océano subterráneo de ese satélite contiene 10 veces más oxígeno que hidrógeno.

Europa, la luna más grande de Júpiter, posee agua y otros elementos químicos que podrían permitir el desarrollo de vida debido a que se encuentran en un estado de equilibrio parecido a las condiciones que muestran en la Tierra, según indica un estudio del Laboratorio de Propulsión a Chorro de la NASA, liderado por el científico planetario Steve Vance.
Con los datos disponibles, la NASA estima que los océanos subterráneos del satélite poseen 10 veces más oxigeno que hidrógeno. Ese oxígeno es fruto de la oxidación que provoca la radiación de Júpiter en su capa de hielo; por su parte, el hidrógeno se produce porque ciertas grietas permiten que el agua entre en contacto con la roca del núcleo: un proceso similar, llamado serpentinizacion, tiene lugar a unos 5.000 o 6.000 metros de profundidad en algunos fondos oceánicos de nuestro planeta.

Los científicos consideran que, en Europa, estas grietas podrían medir hasta 25.000 metros. No obstante, esa información se basa en unos cálculos teóricos que se podrán confirmar en una década, cuando la NASA enviará a la superficie del satélite una sonda que permitirá analizar su composición química.

About these ads

No hay comentarios

Dejar respuesta