El Expediente de Abducción Extraterrestre más famoso de la Historia

19 de septiembre de 1961, 22:05h., White Mountains (New Hampshire, EE.UU)

El matrimonio compuesto por Barney y Betty Hill regresaba en su automóvil a Portsmouth tras unas pequeñas vacaciones en las cataratas del Niágara. Poco después de salir de un restaurante en el que habían parado a tomar algo, se percataron de la presencia en el cielo de lo que parecía una estrella que lucía más que el resto de cuerpos celestes. Los Hill realizaron varias paradas para observar con sus prismáticos la aparentemente cada vez más cercana “estrella”. En un momento determinado, hallándose el coche en White Mountains, al sur de Indian Head, el objeto pareció descender rápidamente. Esto hizo a Barney detener nuevamente el vehículo y salir del mismo para adentrarse en el campo con el objetivo de observar mejor aquella luz. Así, mediante los prismáticos pudo ver lo que parecían unos seres que le observaban a través de las ventanillas del objeto, el cual presentaba ahora luces rojas en sus extremos. Asustado, Barney regresó al coche y en ese momento el matrimonio comenzó a escuchar unos extraños sonidos. Más tarde, Barney y Betty volvieron a escuchar estos sonidos y prosiguieron el viaje de regreso a Portsmouth sumidos en un extraño aturdimiento.

En los días sucesivos, Betty se sentía impresionada cada vez que recordaba el avistamiento de ese extraño objeto, y comenzó a interesarse por el tema de los OVNIs. Además, encontró unas extrañas marcas amarillas en el capó del coche. Cada vez que Betty pasaba una brújula sobre dichas manchas, la aguja parecía enloquecer. Adicionalmente, Barney comenzó a padecer de angustia y Betty experimentaba ciertas pesadillas en las que veía a unos seres que le introducían en un artefacto y le sometían a diferentes análisis.

El caso llegó a los investigadores por medio del NICAP (Comité Nacional para la Investigación de Fenómenos Aéreos), al que Betty había informado del suceso a pesar de las reticencias de Barney, que se mostraba especialmente molesto cada vez que salía el tema. Y fue en una de las entrevistas con esos investigadores cuando comenzaron a ser conscientes de que el viaje había durado dos horas más de lo normal, y de que este “tiempo perdido” aparecía en blanco en sus memorias. Se estimó que la amnesia abarcaba desde la primera tanda de sonidos extraños hasta que éstos fueron escuchados de nuevo, como si los mismos marcaran algún tipo de intervalo hipnótico.

Tras estos sucesos, los Hill llegaron a la consulta del doctor Benjamin Simon en diciembre de 1963, más de dos años después del avistamiento. El objetivo de Barney y Betty era averiguar las causas de la angustia y las pesadillas. Para esto, el doctor les sometió a varias sesiones de hipnosis regresiva, en las que, a rasgos generales, describían situaciones como las expuestas a continuación.

Después de que se oyesen por primera vez los sonidos, el coche se detuvo y el matrimonio pudo contemplar la presencia de unos seres antropomorfos, con cabeza redonda y ojos grandes alargados. Éstos sacaron a Barney y Betty del coche para conducirlos a un gran artefacto circular que previamente había descendido sobre un llano. Allí, ambos fueron trasladados a diferentes salas, en las que fueron sometidos a una serie de experimentos médicos. Después, el que aparentaba ser el jefe de los seres, mostró a Betty lo que parecía un mapa estelar (este mapa fue analizado posteriormente por la estudiosa de astronomía Marjorie Fish, quien dijo identificar las estrellas del plano con las de Zeta Retículi A y Zeta Retículi B. Opiniones a favor y en contra surgieron durante los años, mereciendo este apartado un texto aparte). Más tarde, y tras una pequeña conversación de Betty con el “jefe” (la cual no recordaba si fue telepática o hablada), los seres devolvieron a los Hill al coche, desde donde éstos pudieron ver cómo el aparato se alejaba hacia el firmamento.

El tratamiento de hipnosis finalizó en junio de 1964 y los problemas de angustia y pesadillas se resolvieron satisfactoriamente.

La hipnosis arrojó dos versiones casi idénticas (Barney y Betty habían sido hipnotizados por separado), y el doctor Simon llegó a la conclusión de que lo relatado en las regresiones era, por lo menos, lo que Barney y Betty creían real. Durante las regresiones, los Hill reprodujeron auténticas sensaciones de terror y aparentemente difíciles de fingir. Sin embargo, a pesar de la seguridad de que el matrimonio no mentía conscientemente, Simon propuso una explicación que se basaba en que Betty habría creado unas fantasías o sueños provocados por el avistamiento real de un objeto inusual o extraño. Después, Barney se habría “contagiado” de alguna forma, e inconscientemente, de esos sueños de rapto y pruebas médicas, reproduciéndolos durante la hipnosis. La veracidad del relato fue mantenida por ambos protagonistas hasta su muerte (Barney falleció en 1969 y Betty en 2004), y después de que su caso se hiciera público, surgieron una enorme cantidad de historias similares alrededor del mundo.

Los ríos de tinta y opiniones vertidas por detractores y defensores de la realidad física de este relato, mantienen vivo el trasfondo cultural de la abducción más famosa de la historia.

 

Déjanos tu Comentario! 🙂

About these ads

No hay comentarios

Dejar respuesta