Su órbita extraña y sus comportamientos ‘rebeldes’ alertaron a los especialistas, que aún no pueden explicar de qué se trata.

“Mucho más raro”. Así definió al sistema solar exterior la astrónoma Michele Bannister tras el descubrimiento de un objeto transneptuniano (TNO, por su sigla en inglés) que podría tener menos de 200 kilómetros de diámetro.

earthneptuneEntre sus rarezas, los científicos destacan que se mueve en forma ascendente, a unos 110 grados respecto del plano del sistema solar, explica el sitio ‘New Scientist’, a lo que se añade el hecho de que objeto se balancea hacia atrás alrededor del sol, a diferencia de lo que hace la mayoría de los cuerpos del sistema solar. Por todo ello fue apodado Niku, en alusión al adjetivo chino ‘Rebelde’.

Según explican, una de las características del sistema planetario es que orbita en un plano liso, por lo que para comprender cuán rebelde es este nuevo objeto, sólo basta con analizar su inclinación de 110 grados.

El ‘Planeta Nueve’

1Además, los investigadores sostienen que orbitar fuera del plano del sistema solar o hacerlo en dirección opuesta es una respuesta a algo más. “Sugiere que hay más en el sistema solar exterior de lo que somos plenamente conscientes”, explica Matthew Holman, uno de los miembros del equipo que descubrió a Niku.

El TNO sería, entonces, parte de un grupo de objetos que orbitan en un plano aún más inclinado, por lo que Holman y su equipo trabajan para determinar si su comportamiento responde a la atracción gravitatoria del denominado Planeta Nueve. No obstante, consideran que Niku está muy cerca del sistema solar como para ser influido por otro planeta, por lo que deberán buscar una nueva explicación, ya que también descartan la presencia de un planeta enano desconocido.

“Es maravilloso que sea tan confuso”, concluyó Bannister.

About these ads

No hay comentarios

Dejar respuesta