En la carrera para descubrir el supuesto planeta Nueve, astrónomos han observado varios objetos nunca antes vistos a distancias extremas en el Sistema Solar.

1

Scott Sheppard, de la Carnegie Institution, y Chadwick Trujillo, de la Universidad del Norte de Arizona, han presentado sus últimos descubrimientos al Centro de Planetas Menores de la Unión Astronómica Internacional para su confirmación oficial. Un artículo sobre los descubrimientos ha sido admitido en la revista ‘Astronomical Journal’.

Cuantos más objetos sean encontrados a distancias extremas, mayor será la posibilidad de restringir la ubicación potencial del noveno planeta que Sheppard y Trujillo predijeron que existe mucho más allá de Plutón por primera vez en 2014. La localización y las órbitas de estos pequeños objetos extremos llamados transneptunianos, puede ayudar a delimitar el tamaño y la distancia desde el Sol del noveno planeta predicho, debido a que la gravedad de ese planeta influye en los movimientos de los objetos más pequeños que están mucho más allá de Neptuno. Los objetos se denominan transneptunianos porque sus órbitas alrededor del Sol son mayores que la de Neptuno.

2En 2014, Sheppard y Trujillo anunciaron el descubrimiento de 2012 VP113 (apodado ‘Biden’), que tiene la órbita más distante conocida en el sistema solar. En este momento, Sheppard y Trujillo también notificaron que el puñado de objetos extremos transneptunianos conocido presentaban una disposición de cúmulo con órbitas angulares similares. Esto condujo a predecir que hay un planeta a más de 200 veces nuestra distancia del Sol. Su masa, que oscilaría a la de varias Tierras a la equivalente a un Neptuno, estaría incidiendo en que esos pequeños objetos tengan parecidas órbitas.

Varias veces más masivo que la Tierra

Algunos han llamado a este mundo Planeta X o Planeta 9. Posteriores trabajos mostraron que existe este probable noveno planeta masivo existe restringiendo sus posibles propiedades. El análisis de las órbitas de pequeñas cuerpos vecinos sugieren que es varias veces más masivo que la Tierra, posiblemente tanto como 15 veces o más, y su órbita es muy estirada y alargada, al menos 200 veces más lejos de la sol que la Tierra en su punto más cercano. (Esto es más de cinco veces más distante que Plutón.)

“Los objetos encontrados más allá de Neptuno son la clave para desbloquear los orígenes y evolución de nuestro sistema solar -ha explicado Sheppard- Aunque creemos que hay miles de estos pequeños objetos, no hemos encontrado todavía muchos de ellos, porque están muy lejos. Los objetos más pequeños pueden llevarnos al planeta mucho más grande que pensamos que existe ahí fuera. Cuantos más descubrimos, mejor será nuestro lugar para entender lo que está pasando en el Sistema Solar exterior”.

Sheppard y Trujillo, junto con David Tholen de la Universidad de Hawai, están llevando a cabo el estudio más grande y profundo de los objetos más allá de Neptuno y el Cinturón de Kuiper, y han cubierto casi el 10 por ciento del cielo hasta la fecha usando algunos de los telescopios más grandes y cámaras más avanzada en el mundo, como la cámara de Energía Oscura en el Telescopio Blanco de 4 metros de la NOAO en Chile y la cámara japonesa Hyper Suprime en el telescopio Subaru de 8 metros en Hawai. A medida que encuentran y confirman objetos extremadamente distantes, analizan si sus descubrimientos encajan en las teorías de cómo las interacciones con un masivo planeta distante pudieron dar forma al sistema solar exterior.

“En este momento estamos tratando con un número bajo de estadísticas, por lo que no entiendo muy bien lo que está sucediendo en el sistema solar exterior –ha indicado Sheppard– Un mayor número de objetos transneptunianos extremos debe encontrarse para determinar por completo la estructura de nuestro sistema solar exterior”

Según Sheppard, “ahora estamos en una posición similar a la de la mitad del siglo 19, cuando Alexis Bouvard se dio cuenta de que el movimiento orbital de Urano era peculiar, lo que eventualmente condujo al descubrimiento de Neptuno”.

Nuevos cuerpos orbitales

Los nuevos objetos que se presentan a la designación por el Minor Planet Center incluyen 2014 SR349, que se suma a la clase de los objetos transneptunianos extremos inusuales. Presenta características similares a los cuerpos orbitales previamente conocidos cuyas posiciones y movimientos han levado a Sheppard y Trujillo a sospechar las influencias del Planeta X.

3Otro nuevo objeto extrema que encontraron, 2013 FT28, tiene algunas características similares a otros objetos extremos, pero también algunas diferencias. La órbita de un objeto está definida por seis parámetros. La agrupación de varios de estos parámetros es el principal argumento para que un noveno planeta exista en el sistema solar exterior. 2013 FT28 muestra la agrupación similar en algunos de los parámetros de contención (su eje semi-mayor, excentricidad, inclinación, y el ángulo de perihelio), pero uno de estos parámetros, un ángulo llamado longitud del perihelio, es diferente del de los otros objetos extremos, lo que hace que el argumento de esta agrupación particular sea menos fuerte.

Otro descubrimiento, en 2014 FE72, es el primer objeto de la nube de Oort remota encontrado con una órbita más allá de Neptuno por completo. Tiene una órbita que toma el objeto tan lejos del Sol (alrededor de 3.000 veces más lejos que la Tierra) que probablemente está siendo influenciado por la fuerza de gravedad desde más allá de nuestro sistema solar, tales como otras estrellas y la marea galáctica. Es el primer objeto observado a una distancia tan amplia.

About these ads

No hay comentarios

Dejar respuesta