Una misteriosa piedra de más de 300 millones de años puede ser “Evidencia” de tecnología en la antigüedad, según estudios. Situada en a orillas del lago Jennings Randolph, continúa desconcertando a investigadores y visitantes.

La formación reticular enigmática y que está “impresa” en el lado de la roca es algo que causó debate entre los investigadores y los visitantes durante muchos años. ¿Es una rareza geológica simple, o el viejo residuo de la tecnología?

Al parecer la roca tiene más de 300 millones de años, algunos dicen que sus dibujos son obra de un frenado forzado por un tren y otros barajan la posibilidad de que sea la vieja tecnología mucho más avanzada que existió en la tierra milenios atrás.

En el lago donde fue encontrada antiguamente había un pueblo llamado Shaw, el que ahora no aparece en ningún mapa moderno, pese a que ya no existe porque fue abandonado por sus habitantes.

De acuerdo a algunos investigadores, esta gran pieza de piedra podría haberse originado hace 300 millones de años. Una reticular y enigmática formación es la causa de debate en estos momentos.

Los que vieron la roca están desconcertados por su diseño y por su composición. La maraña de los patrones geométricos es tan suave que es difícil imaginar que se trata de un fenómeno natural.

Mira el vídeo:

About these ads

No hay comentarios

Dejar respuesta