¿Cuáles son las causas que hacen que un ataque del Estado Islámico a Israel sea improbable? Repasemos algunos datos.

Con las masacres de palestinos televisadas en las pantallas de televisión de todo el mundo desde hace años, sólo el groseramente mal informado podría creer que el programa de exterminio palestino de Israel es en realidad en “legítima defensa”.

Sin embargo, con todos los lloriqueos de Israel acerca de cómo está siendo el blanco de “extremistas islámicos” y “terroristas” (que debería traducirse en: los palestinos, Irán, o cualquier otro gobierno árabe laico o nacionalista en la región) hay un curioso y ensordecedor silencio cuando se enfrenta a los verdaderos terroristas y fanáticos musulmanes como ISIS, al-Nusra, y otros grupos fundamentalistas que libran jihad en Siria e Irak. Este extraño silencio incluso debería levantar las sospechas del sonámbulo público en general.

Por supuesto, la falta de preocupación de Israel con respecto a los grupos terroristas legítimos no resulta extraño en absoluto cuando uno entiende el punto de vista y objetivos de los colonos hacia sus vecinos en la región o de sus conexiones con los mismos grupos que tienen a Israel como su enemigo número uno.

Pero mientras Israel no responde con su habitual formación de espuma de apoplejía del victimismo y el peligro con respecto a estos grupos terroristas que tan infestado está ahora Oriente Medio intentando hacer de toda la región una zona de guerra general, es importante señalar que estos mismos grupos terroristas no lanzan ataques militares coordinados en Tel Aviv, sino que los lanzan en Damasco y Mosul – ciudades pertenecientes a naciones seculares visto por Israel como el enemigo. Curioso, ¿no?

La pregunta es, entonces, “¿Por qué?” ¿Por qué Israel no comparte la misma preocupación que tiene sobre los palestinos, iraníes, sirios y libaneses con al-Nusra, ISIS, y al-Qaeda? ¿Por qué estos grupos de la yihad contra los enemigos de Israel, no van contra el propio Israel?

De hecho, este dato curioso también fue planteado por Nabil Na’eem, el ex comandante de al-Qaeda, que dio una entrevista a Al-Maydeen, donde afirmó que estas organizaciones del terror islámico estaban de hecho, controladas por la CIA. Na’eem declaró en cuanto a Issam Hattito:

— Por ejemplo, Issam Hattito, jefe de la Hermandad Musulmana responsable de dirigir las batallas contra Bashar Assad, ¿dónde reside? ¿Está en Beirut, Riad o El Cairo? Él reside en Tel Aviv.
Ahmad Jarba, ¿se queda en Riad, El Cairo o Teherán? Se mueve entre Nueva York, París y Londres, sus empleadores, que pagan sus gastos… —

Na’eem está en lo cierto al citar estos extraños compañeros de cama, ya que proporciona una pequeña pieza de un rompecabezas más grande – que Israel, junto con sus cohortes en el oeste (los Estados Unidos y Europa) no son víctimas del terrorismo islámico, sino que son los patrocinadores. Desde el suministro de asistencia médica, entrenamiento militar y asistencia militar directa, el llamado Estado de Israel ha sido mucho mejor amigo de los terroristas musulmanes que cualquiera de los regímenes que reclama como su enemigo.

Por ejemplo, es conocido desde hace bastante tiempo que Israel ha estado proporcionando a los rebeldes sirios heridos tratamiento médico en Israel, para que puedan continuar con la Jihad contra el gobierno secular de Bashar al-Assad. De acuerdo con el artículo de Colum Lynch de The Cable.

Más notable que incluso los servicios médicos, es el hecho de que Israel ha proporcionado apoyo militar a los escuadrones de la muerte terroristas en forma de campañas de bombardeo de artillería y fuerza aérea. Estos ataques generalmente llegaban después de que el gobierno de Assad parecía estar haciendo grandes progresos en el terreno contra los combatientes apoyados por Occidente. Por ejemplo, el 30 de octubre de 2013, Israel atacó y destruyó completamente una base de defensa aérea siria en Snobar Jableh, que se encuentra cerca de Latakia, una ciudad portuaria en la costa del Mediterráneo. Supuestamente, en la base había una plataforma para baterías de misiles.

Por supuesto, este no fue el único momento en el que Israel infligió una lesión contra los enemigos de los extremistas islámicos en el transcurso del conflicto sirio. Se sabe que Israel lanzó ataques contra las fuerzas sirias y los convoyes militares, al menos cuatro veces antes del ataque del 30 de octubre. O como en junio de 2014, Israel lanzó una serie de ataques aéreos contra posiciones militares sirias bajo el pretexto de una represalia por un ataque transfronterizo.

 
Ahora, leamos las ‘supuestas’ declaraciones del grupo ISIS sobre Israel:

Bajo el título “Jerusalem, ante todo una cuestión de derecho islámico”, el grupo argumenta que la causa palestina no tiene prioridad sobre ninguna otra lucha jihadista.

“Si observamos la realidad del mundo de hoy, vamos a encontrar que éste se encuentra totalmente gobernado por el politeísmo y sus leyes, a excepción de las regiones en las que Allah hizo posible que el Estado islámico estableciera la religión. Por lo tanto, la Jihad en Palestina es igual a la Jihad en otros lugares “, dice el texto.

El artículo también critica con dureza a los árabes “exagerados” que han presionado durante décadas, diciendo que “Palestina es la causa principal de los musulmanes”. Entre los mencionados en este contexto están los ex líderes nacionalistas árabes Gamal Abdel Nasser de Egipto y el iraquí Saddam Hussein, “que negoció la causa palestina y vendió ilusiones a sus seguidores “.

El lugar donde – según Isis – la Jihad realmente debe tener prioridad son los estados árabes gobernados por “tiranos”. El primero y más importante, según el semanario, es Arabia Saudita, donde las dos ciudades islámicas santas de La Meca y Medina debe ser rescatadas de manos de la familia real saudí.

“Los apóstatas tiranos que gobiernan las tierras del Islam son peores que los infieles (los judíos), y la guerra contra ellos tiene prioridad sobre la guerra contra los infieles originales”, dice el artículo.

A pesar del hecho de que el Estado Islámico recluta combatientes de todo el mundo para luchar en Siria e Irak, el artículo llama a los jihadistas a luchar contra los “infieles” que tienen más cerca. La lucha contra los judíos, explica el texto, vendrá después, la harán los musulmanes en Palestina, cuando los musulmanes sirios luchen contra Bashar al Assad y los musulmanes egipcios contra Abdel-Fattah el-Sissi. Una vez que los regímenes árabes, que supuestamente defienden a Israel, sean derribados, entonces las fuerzas jihadistas podrán “cruzar las fronteras del Estado judío y enfrentarse a su ejército directamente.”

A pesar de que buena parte del texto está centrada en disminuir la importancia de la causa palestina entre los jihadistas, de todos modos, el autor asegura que es el deber religioso de todos los musulmanes ayudar a rescatar a Palestina, “que está rodeada de judíos”. Esto se debe a que esa tierra una vez fue parte del imperio islámico, y, por lo tanto, hay un imperativo religioso para todos los musulmanes de ayudar a recuperarla y que se parte de la “Casa del Islam”, dice el artículo. Por lo tanto, concluye, los musulmanes en todo el mundo tienen la obligación de enviar ayuda – dinero o combatientes – a los palestinos que luchan contra Israel.

Por último, el texto de Isis explica que quien no pueda llegar hasta Medio Oriente o no tenga dinero, “puede atacar a los judíos y sus aliados dondequiera que se encuentren, matándolos, destruyendo sus propiedades y destruyendo sus intereses de todas las maneras posibles”.

¿Que opinas? Déjanos tu comentario! 😉

About these ads

No hay comentarios

Dejar respuesta