El investigador David Parcerisa presenta en su videoprograma algunos ejemplos que indican la posibilidad de que grandes naves extraterrestres podrían estar camufladas bajo el aspecto de planetas o asteroides.

Como comenta Parcerisa, en los últimos años, grandes descubrimientos astronómicos han avivado la sospecha de que algunos cuerpos celestes presentan características inusuales para atribuirles una naturaleza cósmica convencional.