La Atlántida ha sido un punto recurrente de interés histórico y debate desde que el filósofo griego Platón mencionara por primera vez la existencia de la isla perdida en el año 360 a.C. Ahora, varios expertos afirman que los restos de la civilización antigua podrían estar enterrados bajo las capas de hielo de la Antártida.

Según la teoría del desplazamiento de la corteza, hace unos 12.000 años, largas franjas de la Antártida no estaban cubiertas de hielo ni tampoco habitadas por humanos. Los partidarios de esta hipótesis afirman que semejantes condiciones habrían permitido que la raza de los atlantes —gente mitad humana y mitad divina mencionada en las obras de Platón— hubiera prosperado hasta el comienzo del último periodo glacial.

Dicha teoría se basa en un mapa compilado en 1513 por la inteligencia militar que muestra la costa de la Antártida cientos de años antes de su descubrimiento por parte de los marineros europeos. Las imágenes han sido desacreditadas sin descanso por multitud de científicos. Sin embargo, recientes fotos de la operación IceBridge de la NASA en la Antártida exhiben algo que, según varios teóricos, podría ser la evidencia de que existió una civilización antigua.

¡Interesante! El Mapa de Piri Reis: ¿La Antártida y América cartografiadas antes de Tiempo?

El servicio de navegación estadounidense Google Earth también posee varias imágenes que captan lo que algunos expertos reconocen como restos de una civilización: una estructura que semeja una pirámide que sobresale del hielo. A día de hoy no hay consenso sobre la ubicación actual de la mítica ciudad. Muchos, de hecho, no creen siquiera que la urbe exista. Hay incluso una teoría que asegura que la Atlántida es en realidad la isla griega de Santorini, que fue destruida por un tsunami y se hundió bajo las olas tras un furibundo terremoto.

Existe otra teoría, por lo demás poco verosímil, que dice que el líder de la Alemania nazi, Adolf Hitler, conocía la existencia de las ruinas de la antigua ciudad y las usó para crear un búnker llamado Base 22 o Nuevo Berlín. Los nazis encontraron allí, siguiendo esta tesis, tecnología extraterrestre que, que con el paso de tiempo, estaba llamada a convertirse en un arma superpoderosa que les ayudaría a subyugar a toda la raza humana.

Los teóricos de la conspiración se han quedado en estado de ‘shock’ por un vídeo que muestra supuestamente las ruinas de la Atlántida en la Antártida. Las imágenes de televisión datarían de 2002 y habrían sido recuperadas de un equipo de California desaparecido en la zona.

Advertisements