Innumerables libros antiguos han sido escritos en el pasado prometiendo habilidades sobrehumanas a aquellos que reciben su conocimiento a través de la lectura. La gente en el pasado creía firmemente que las escrituras antiguas ofrecían poderes mágicos y maneras de alterar la conciencia de los que lo leyeran.

Investigadores han descubierto recientemente un  misterioso libro que data del siglo 13, mientras que algunas partes fueron escritas durante el siglo 12. Este famoso libro se llama “La llave menor de Salomón”, y existe también un antiguo texto en su interior llamado el “Ars Notoria”. La siguiente información ha sido traducida de Ancient Code.

Si bien existían numerosos textos antiguos que prometían poderes de otro mundo a las personas en el pasado, éste era diferente ya que se centraba específicamente en oraciones, meditaciones y otros ejercicios orales, a diferencia de otros libros, que se centraban exclusivamente en hechizos, pociones y rituales. Los escritos más antiguos del llamado «La llave menor de Salomón» ofrecen a aquellos que los leen y entienden, una «lengua de plata», memoria perfecta y sabiduría inimaginable.

Los textos originales fueron creados en tres estilos diferentes, incluyendo el hebreo, el griego y el latín. Se dice que el propio Rey Salomón utilizó los escritos originales del «Ars Notoria» para convertirse en un gobernante sabio, compasivo y talentoso en la Tierra. Dentro de estos textos antiguos, hay un truco de comunicación que muchos lectores encontrarán más que fascinante:

Conocido como el «experimento magnético», detalla cómo utilizar con precisión la piedra angular y las agujas para comunicarse a lo largo de grandes distancias. Se cree que si las dos agujas se frotaban contra la piedra angular de forma precisa, las agujas llegarían a estar «enredadas» más allá del espacio entre sí. Por lo tanto, si una aguja se mueve, también lo haría la otra aguja.

Además, si uno colocaba las agujas en el centro de un círculo de letras e imágenes, dos personas podían comunicarse a través de grandes distancias deletreando palabras. El texto antiguo contiene muchas ideas y nociones que se consideran estaban muy por delante de su tiempo.

Varias ciencias son conocidas por evitar muchas partes que no pueden comprender ni explicar, ¿es posible que ésta sea una de ellas? En el pasado lejano, no mucha gente sabía leer, o interpretar las escrituras (sagradas) antiguas, y debido a esto pudieron haber inherentemente, clasificado algunos textos como misteriosos y de gran alcance.

Hoy la gente desacredita cualquier cosa que la ciencia no puede probar, aunque algunos de los científicos más grandes como Nikola Tesla y Albert Einstein supieron que había algo más; algo más allá de la realidad observable y comprobable. Quizás entre estos dos, la ignorancia del pasado y la rigidez de hoy en día, haya un nuevo y extraño mundo escondido. ¿Que opinas? Déjanos tu comentario! 😉