Hace unos días ocurrió un ataque más contra Siria, donde muchas personas inocentes pagaron (como siempre) las consecuencias. Esta vez se utilizaron armas químicas contra la población civil.

A partir de ese momento Internet se ha visto inundado por una nota viral que relaciona esta tragedia con una posible profecía de la Biblia. Esta «sensación profética» nació (sobretodo en redes sociales) debido a la existencia del versículo Isaías 17:3 que «predice» el terrible fin del pueblo sirio.

Cabe destacar que la Biblia es un libro que tiene miles de años de antigüedad, y que con el paso del tiempo ha venido siendo traducido, con algunos errores algunas veces, y otras veces editado para beneficio de ciertos grupos elitistas.

El profeta Isaías dice que “Siria dejará de existir”. Este extracto de la Biblia dice lo siguiente:

“Todo el reino de Siria dejará de existir, al igual que la ciudad de Damasco; además, las ciudades del norte, que son el orgullo de Israel, se quedarán sin murallas”

¿Será esta la profecía de la guerra en ese país? ¿Cómo un libro tan antiguo pudo predecir el terrible escenario que vive Siria en la actualidad? ¿Será esta una prueba para creer que la Biblia sí habla del fin del mundo?

Otras teorías argumentan que la «profecía» ya se cumplió, o por lo menos parcialmente, cuando los asirios derrotaron a los arameos y ocuparon su capital, Damasco, en el año 732 a.C. El contexto deja claro que la urbe cae a manos de los asirios, el Irán actual, mientras que hoy en día estos dos países son aliados fieles, explica Robert Mulholland, profesor retirado del Seminario Teológico de Asbury, EE.UU.

VER ► Video: La crisis de Siria contada en 10 minutos, ¿Quieres saber la Verdad?

Sin embargo, diversas webs y blogs aseguran que lo citado en el libro de Isaías es un presagio para el futuro, pues en los más de 5.000 años de historia de Damasco jamás quedó despoblada. Incluso, es la ciudad más antigua del mundo que sigue habitada.

El polémico versículo pertenece a una versión que, según las Sociedades Bíblicas Unidas, ofrece el contenido original de la biblia de manera sencilla y práctica, lo que facilita su comprensión. ¿Será totalmente cierto esto?