La comunidad científica está ya a punto de encontrar vida extraterrestre, según declaró el vicedirector de la NASA Thomas Zurbuchen, durante su intervención en el Congreso de EEUU el pasado 25 de Abril.

De acuerdo con el portavoz de la agencia espacial, este es un resultado natural de la amplia labor realizada por la Agencia Nacional de Aeronáutica y el Espacio en varias esferas relacionadas con la búsqueda de vida extraterrestre. Zurbuchen mencionó, entre otras cosas, el descubrimiento por la NASA de siete exoplanetas del tamaño de la Tierra orbitando alrededor de la estrella Trappist-1, tres de los cuales podrían albergar vida.

“Solo en nuestra galaxia, miles de millones de planetas están esperando para ser descubiertos”, subrayó.

Además de esto, recordó que las aguas de los océanos congelados del sexto satélite de Júpiter, Europa, así como de uno de los satélites de Saturno, Encélado, podrían contener hidrógeno y, de este modo, cumplir con las condiciones necesarias para albergar vida.

“A pesar de no haber encontrado rastros de vida en otros lugares, nuestros investigadores lograron alcanzar un progreso considerable, mientras que nuestros astrobiólogos participan en un número cada vez mayor de misiones de la NASA”, indicó.

Según el científico, la agencia apoya activamente las investigaciones que tienen como objeto entender mejor el origen y la evolución de la vida en la Tierra, así como las condiciones necesarias para la vida en diferentes áreas del Universo.
Zurbuchen agregó que “lo que necesitamos ahora es una convergencia de ciencias, como la biología, la teología, la astronomía, la planetología y muchas otras”. También agradeció al Comité de Ciencias de la Cámara de Representantes por priorizar la búsqueda de vida extraterrestre por la NASA.