Chaplin: “…Nos hemos encarcelado a nosotros mismos. El maquinismo, que crea abundancia, nos deja en la necesidad. Nuestro conocimiento nos ha hecho cínicos. Nuestra inteligencia, duros y secos. Pensamos demasiado, sentimos muy poco.”

Seguramente este discurso haya sido escuchado por muchos en infinidad de ocasiones. Pero no importa cuántas veces se haya publicado, merece la pena volverlo a recordar, una y mil veces si es necesario.

“¡Soldados, no os rindáis a esos hombres que en realidad os desprecian, os esclavizan, reglamentan vuestras vidas, os barren el cerebro, os ceban y os tratan como ganado y como carne de cañón!”.

VER ► 10 Terroríficas Predicciones sobre el Futuro de la Humanidad

Unas palabras que, tal como subrayó Geraldine Chaplin, “parecen haber sido escritas hoy mismo”. La hija del director sostiene que el mensaje de la película es ahora, 77 años después del estreno, “más actual que nunca”.

Este discurso pensamos, que debe ser extendido por todos los rincones de este mundo, un mundo en convulsión por los cambios que están aconteciendo, y que, aún acontecerán. Cambios que debemos tomarlos como buenos para que tarde o temprano den lugar a un nuevo paradigma humano. Una nueva conciencia planetaria que desbancará a todo lo putrefacto y en fase de descomposición de este injusto sistema que vive de la desigualdad de todo ser viviente en este planeta.

¿Que opinas? Déjanos tu comentario! 😉