Imágenes de Katy Perry se han vuelto virales, donde la cante colapsa y es arrastrada fuera del escenario después de una vociferación incoherente, mientras los teóricos de la conspiración advierten que se a elegido a ella para ser la última victima controlada Mk-Ultra sufriendo un colapso en público.


Durante una actuación en vivo de su éxito I Kissed A Girl, los ojos de Katy Perry se volvieron hacia atrás junto con su cabeza y ella comenzó a hacer ruidos como extraños gruñidos antes de que se derrumbara y fuera arrastrada fuera del escenario por un miembro de su equipo de seguridad.

Un video diferente publicado esta semana también se volvió viral en las redes sociales después de que la estrella del pop revelara signos de una típica personalidad dividida del control mental Monarca, explicando que ella se cortó el pelo para que “ya no se parezca a Katy Perry”

VER ► La CIA desclasifica 12 millones de páginas sobre Fenómenos Paranormales

Durante la entrevista, Perry, cuyo verdadero nombre es Katheryn Hudson, se descompone en lágrimas al describir el conflicto interno entre sus personas, Katy Perry y Katheryn Hudson. De acuerdo con Vice, el control mental Monarca es una práctica ampliamente utilizada por la Corporación de Walt Disney y Teen Nick para monetizar y sexualizar a las jóvenes estrellas.

Supuestamente desarrollado en su forma actual por la CIA para someter a los ciudadanos estadounidenses, el control mental Monarca está siendo utilizado por el complejo industrial de Hollywood para micro-gestionar a las estrellas infantiles. Las víctimas del control mental Monarca son llamadas gatitas y los ejecutivos y los encargados que los controlan se conocen como manipuladores.

Los manipuladores llevan a un gatita precoz, como una Amanda Bynes, y la someten a abusos mentales y sexuales hasta que su personalidad se fractura y se separa como un Horcrux, haciéndola incuestionable y complaciente. Concluyen el abuso con un extraño castigo de campamento de verano de Valores de la Familia Adams, donde la gatita mira al Mago de Oz una y otra vez hasta que se somete a sus manipuladores dándole a ella verdadera felicidad. Después de cumplir los 18 años, los manipuladores repiten estos pasos para transformarla de una artista manipulable en un objeto de fantasía altamente rentable.

Por lo general, y bastante sorprendente, esto desaparece sin ningún problema. Pero en algunos casos, la joven intérprete no puede soportar la confusa transición de la estrella infantil a la chica de portada de revista para hombres y comienza a funcionar mal como el robot que se ha convertido esencialmente. Esto, por supuesto, se asemeja al colapso de Britney Spears de 2007. ¿Que te parece?

  • Fito Arango

    Según dicen Katy Perry le vendio su alma al diablo y no se como ese mundo de la fama es traicionero, dorgas, duermen mal muchos compromisos, esa gente no tiene vida social como cualquier mortal pobre

  • Violeta Apple

    Es la nota más estúpida que he leído