Dos enormes estructuras se encuentran en lo profundo de la Tierra, más o menos en lados opuestos del planeta. Las dos estructuras, cada una del tamaño de un continente y 100 veces más altas que el Monte Everest, se sientan en el núcleo, a 1.800 millas de profundidad, y aproximadamente a mitad de camino al centro de la Tierra.

Estas estructuras están hechas de algo diferente del resto del manto de la Tierra.

«Si bien el origen y la composición de las estructuras son aún desconocidos, sospechamos que poseen importantes pistas sobre cómo se formó la Tierra y cómo funciona hoy en día», dijo el científico Garneno de la Universidad del Estado de Arizona.

Estas estructuras se encuentran en lados opuestos de nuestro planeta. Una de las estructuras se encuentra por debajo del Océano Pacífico, la otra se encuentra debajo del Océano Atlántico.

VER ► Descubren nueva Evidencia Extraterrestre en la Cueva de Chhattisgarh, India (Video)

Algunos investigadores se refieren a éstos como «pilas termoquímicas», y durante años se ha pensado que estas estructuras se componían de materiales del manto.

Según la investigación, las estructuras contienen materiales que fueron empujados hacia abajo por la tectónica del lugar e incluso podrían haber sido hechos de restos de la formación de nuestro planeta hace casi 4.500 millones de años.

«Aunque su origen y composiciónson aún desconocidos, sospechamos que contienen pistas importantes sobre cómo se formó la Tierra y cómo funciona hoy», dijo Edward Garnero, de la Escuela de Exploración Terrestre y Espacial de la Universidad Estatal de Arizona.

Según los investigadores, todavía hay mucho que aprender de las estructuras misteriosas, pero nuevos datos demuestran que estas estructuras son mucho más densas que los materiales circundantes del manto.

Con la investigación prevista en la región, el equipo de científicos predice que los misteriosos orígenes pronto se revelarán.

El descubrimiento de estas estructuras ha sido publicado en la revista Nature Geoscience.

VER ► Cueva de los Tayos: ¿Construcciones de una Civilización Ignorada en las entrañas de la Tierra?

  • Thomas Klauss

    Pero ese artículo en Nature es de hace más de un año…