Desde que nacemos conocemos una sola realidad (en la cual vivimos), pero según algunas personas podría haber varias. Esto implica que lo que no sucede en nuestro mundo, puede estar sucediendo en otro. Incluso puede haber muchas versiones de nosotros mismos. ¿Te parece extraño? Aquí te presentamos el extraño caso de Pedro Oliva Ramírez.

Descripción del caso: El 9 de noviembre de 1.986, sobre las 23:15h, el Perito Industrial Pedro Oliva Ramírez se dirigía en su vehículo desde Sevilla a Alcalá de Guadaira, localidad donde tenía su residencia provisional. (en España)

Durante la primera parte de su recorrido no ocurre nada digno de destacar aquí, hasta que después de pasar una curva se encuentra de pronto circulando por una carretera con tres carriles de doble ancho en cada sentido. Era totalmente recta, y sorprendido, comienza a prestar atención a lo que ve, que es nuevo para él. Observa un llano a unos cien metros de distancia, a su izquierda, de unos cuatrocientos metros de longitud, donde alineadas hay cinco o seis industrias. Se encuentran totalmente iluminadas y tienen una altura de unos ochenta metros.

Idéntico fenómeno ocurre a su derecha, pero esta vez son edificios de viviendas con unas veinte plantas cada uno. Al borde de la carretera había un pasto muy tupido y de unos 70 centímetros de altura, tanto a su izquierda como a la derecha.

Después de observar esa anormalidad en el paisaje, siente como una sensación de calor invade el vehículo y escucha un coro de voces lejanas. Hay algo como una gran portería de fútbol a varios metros de distancia del coche, no quedando nada claro si la traspasa o no. Una de las voces le confirma que ha sido trasladado a otro país de otro hemisferio por extraterrestres.

Circula por esa carretera durante una hora, efectúa una parada. Es adelantado por el tercer carril por coches grandes, de forma parecida a los antiguos Cadillar de color blanco o garbanzo y con matriculas oscuras y estrechas. Sale del coche y anda por el borde de la carretera durante un cuatro de hora observando el fino pasto ayudado por las luces de su vehículo. También el paso de otros vehículos con una frecuencia o intervalo de 8 minutos entre uno y otro.

VER ► La Increíble Historia de una Aterrorizada Mujer de otro Universo que se Despertó aquí (Video)

Vuelve a su coche y continua circulando durante una hora más, se detiene y vuelve a salir durante otro cuarto de hora. Reanuda la marcha y encuentra a su derecha un desvío, sin señalización alguna, la carretera es estrecha y parcheada, circula por ella durante media hora hasta que encuentra una triple señal que dice: Málaga en una dirección, Sevilla en otra y Alcalá en la otra. Toma el desvío en dirección a Sevilla, y sin saber porque se detiene, al mirar a su izquierda se encuentra frente a su casa en Alcalá de Guadaira.

Enfadado, decide volver sobre sus pasos y buscar el cruce, pero no lo encuentra, tampoco la triple señal ni la carretera de tres carriles en cada sentido. Continúa indicando que el recorrido entre Sevilla y Alcalá de Guadaira lo solía realizar en una media hora: él empleó tres horas y cinco minutos y un consumo de combustible equivalente a unos doscientos kilómetros y algo más.

¿Qué sucedió realmente en este caso? La verdad es que Pedro continúa investigando lo sucedido en la actualidad sin demasiado éxito en sus averiguaciones. ¿Que opinas?

VER ► Viajar en el Tiempo es Matemáticamente Posible. Afirma Científico (Video)