Descubierto a lo largo de los años por eruditos en muchas regiones de la antigua Mesopotamia, las copias de lo que se cree que es un manuscrito único, referido como «Sumerian King List» o «la Lista de los Reyes Sumerios», detalla cómo en el pasado lejano, nuestro planeta fue gobernado por ocho misteriosos reyes por un misterioso período de 241.000 años. Incluso afirma que estos gobernantes «descendieron del cielo».

La Lista de los Reyes Sumerios cuenta una historia increíble que muchos encuentran difícil de creer.

“Después de que la realeza descendió del cielo, se dirigieron a Eridug. En Eridug, Alulim se hizo rey; Gobernó durante 28800 años. Alaljar gobernó durante 36000 años. 2 reyes; Gobernaron durante 64800 años…”

“En 5 ciudades 8 reyes gobernaron durante 241.200 años. Entonces el diluvio los barrió…” (Esto está escrito en la primera parte de la Lista de los Reyes Sumerios).

Pero, ¿cómo es posible que ocho reyes gobernaran sobre la Tierra durante 241.000 años? Los expertos creen que la respuesta es simple: la lista combina gobernantes dinásticos prehistóricos y «mitológicos», que disfrutaban de reinos largos e inverosímiles con dinastías más plausiblemente históricas.

Compilado de varias tablillas de arcilla diferentes, la parte final de la Lista de Reyes contiene los nombres de gobernantes y ciudades históricamente atestiguados pero éstos no son el foco de este artículo. A la comunidad de la historia prohibida, los primeros reyes no probados en la lista presentan mayor interés.

También conocidos como gobernantes antediluvianos, los primeros ocho reyes de la lista totalizaron un reinado de 242.100 años, en un período mítico antes de que el gran diluvio barríera la zona. Los eruditos de la corriente principal descartan la existencia de estos señores y de sus reinos imposiblemente largos, citando el hecho de que ningún descubrimiento arqueológico apoyan las afirmaciones inusuales hechas por las tablillas de piedra. Sin embargo, las palabras cuneiformes están allí:

“Después que la realeza descendió del cielo, la realeza estaba en Eridug. En Eridug, Alulim se hizo rey; Gobernó durante 28.800 años”.

Después de que terminó el mandato del primer rey celestial, el cetro cayó en manos de Alalngar, que gobernó durante 36.000 años. Después de él, fue el turno de En-men-lu-ana de sentarse en el trono durante 43.200 años. Los siguientes 5 reyes ocuparon el cargo durante largos periodos de tiempo, el más corto de los cuales duró ‘sólo’ 18.600 años.

La venida del Gran Diluvio, considerada por algunos como una catástrofe mundial, puso fin al reinado de los míticos reyes.

“Después de que el diluvio había arrasado y la realeza había descendido del cielo, Kish se convirtió en la sede de la realeza.”

Kish era una ciudad antigua en Sumer, hogar de la primera dinastía sumeria históricamente documentada. Los reyes de esta dinastía tenían reinos más cortos que los anteriores, pero todavía se extendían mucho más allá de la expectativa de vida de un ser humano en aquellos días. El reinado más corto perteneció a Zamug, “el hijo de Barsal-nuna”, que permaneció en el poder durante 140 años.

Durante mucho tiempo, los historiadores coincidieron en que estos plazos imposibles eran el resultado de la ficción, sus reinados y hechos se hiperbolizaron para aumentar el significado de los antiguos sumerios a los ojos de los pueblos vecinos. Documentando su historia extremadamente antigua, podían poner una demanda legítima para gobernar las tierras. Pero la mayoría de los historiadores rechazan la existencia de los Anunnaki, los Hijos de Anu.

También ellos “bajaron del cielo” para cumplir su propia agenda en la Tierra. Estos seres habían dominado los viajes espaciales y aunque se dice que vinieron aquí desde el duodécimo planeta, Nibiru, su lugar de origen podría haber estado en otra parte de la galaxia.

No sabemos con certeza cómo llegó el hombre a este planeta. Quizá sea el producto de la evolución y de la selección natural. Pero si los seres humanos fueron creados por alguien, hay espacio para la teoría del génesis Anunnaki que afirma que el hombre tomó su primer aliento en los laboratorios de los genetistas Anunnaki Enki y Ninmah. Si estos seres eran capaces de manipular y transformar el Homo erectus en humanos racionales e inteligentes, es evidente que fueron capaces de prolongar sus propias vidas.

Esto podría significar que la longevidad de los reinados en la Lista de Reyes Sumerios podría interpretarse como una realidad más que como una metáfora. Por lo que sabemos, estos seres celestiales podrían haber sido inmortales o al menos impermeables a factores como el envejecimiento y la enfermedad. Si ellos manejaban suficiente poder para ser considerados dioses, es lógico que fueran inmunes a los problemas que terminan con nuestras cortas vidas.

Siempre existe la posibilidad de que busquemos respuestas en los lugares equivocados, y la Lista de Reyes Sumerios es mitad fábula, mitad hecho. Pero en medio de este polémico tema, una cosa es cierta: la historia de nuestro planeta es extraña.

VER ► La leyenda de Gilgamesh: la Primera Epopeya de la Historia, ¿Sucedió de Verdad?

  • Pepe

    A qué hora juega el Madrid?