La momia del papa San Pío I es una de las mejores conservadas en la historia de la humanidad. Su cadáver no fue embalsamado, se momificó de manera natural por un periodo cercano a los 1,700 años.

Sus restos son considerados un verdadero hallazgo para la ciencia, pues a pesar de que en vida sufrió de enfermedades cardiovasculares, cálculos biliares, gota, diabetes, caries y tuberculosis, sus órganos se conservan aún intactos.

Este obispo fue un hombre de época para la iglesia, ya que fue y es considerado como el primer papa oficial de la orden. Nació en Aquilea, Italia, y murió en el año 155, para después ser enterrado en la catedral de Aquilea.

Mucho tiempo después, en el año 1789 el edificio de la catedral fue demolido. El ataúd del papa fue abierto y para sorpresa de todos el cuerpo se encontraba en perfecto estado. Finalmente el cuerpo fue trasladado a una capilla en el año 1875.

Estudios aseguran que existen varias razones por las que el cuerpo se ha conservado de tan buena manera. Primero porque se momificó de manera natural gracias al aire, porque falleció entre los meses de noviembre y diciembre, que son los más fríos del año y por la gran cantidad de plantas y humedad que había al interior de la cripta.

Pero fue hasta el año 2010 que un grupo de científicos tuvo la oportunidad de estudiar detenidamente los restos.

La almohada y el colchón del ataúd estaban llenos de plantas y vegetales que desprendían un olor muy fuerte, probablemente para disimular el olor del cadáver, pero también para preservarlo. Había lavanda, menta, lúpulo y bayas de enebro”.

Sin embargo, lo verdaderamente sorprendente fue cuando desprendieron las vestiduras del ataúd, pues encontraron una gran cantidad de documentos que narraban diferentes versiones de la supuesta vida del hijo de Dios, Jesús de Nazaret.

El descubrimiento sugiere que altos mandos de la iglesia católica escondieron la evidencia que prueba que la historia del mesías fue solo un invento para llevar a cabo los propósitos de la orden.

Entre los documentos se pudieron encontrar las historias de cientos de profetas que tuvieron una vida muy semejante a la de Cristo, entre los que destacan las figuras de Horus, Mithra, Krisna, Dionisio, etc.

Después del hallazgo comenzaron a surgir una gran cantidad de versiones acerca de lo que en verdad sucedió con Jesús.

Por su parte, la ciencia sostiene que existe evidencia para probar la existencia de Jesús el hombre, pero no como la vida del supuesto hijo de dios, esa es una narración creada a partir de la vida de otros profetas y de distintas culturas del mundo.

VER ► Desentierran la supuesta tumba de Jesucristo en Jerusalén.. ¿Y si encuentran su cuerpo?

  • Nelson Rios

    católicos y cristianos mandando al infierno al autor de este post en 3,2,1

    • Jose Saldaña

      Catolicos y cristianos es exactamente lo mismo.

      • JULIO MILLAN

        no es lo mismo, como no es lo mismo, jaliscienses que mexicanos, judios que hebreos, franceses que europeos.

        • jose reyes

          exacto, pero creo que jamás dirías franceses y Europeos. o judíos y hebreos

          • JULIO MILLAN

            por supuesto que NO diría eso, ni que son iguales, tan mal enero como febrero 😉

  • Alan Patricio Nova Toloza

    Siempre lo supe.

  • Jose Saldaña

    hace falta datar los escritos, porque cualquier escrito de mas de 100 años generalmente se ven corroidos por el tiempo; por otro lado los masones quieren des acreditar toda prueba de la existencia de Jesus.

  • Alex Gigliazza

    Como se ve cualquier pelotudo escribe cualquier verdura y siempre hay decenas de mas pelotudos que aquellos, aplaudiendo el BARDO como si fuera la VERDAD REVELADA….
    Es la “magia” de las redes…

  • Lvis Garcia

    aunque Jesus no haya existido eso no quita merito a las valiosas enseñanzas que se le atribuyen,sus detractores van a tener que ser mejor que eso para confinarlo al olvido

    • Ariel Lopez

      Enseñanzas de alguien que no existe?

  • Junior Vargas

    Por que el afán de negar a único hijo de Hombre (Dios) , que ha dado su vida por amor, pero todo lo que el hombre toca se corrompe, más la historia.