Imagina por un momento que vas en tu vehículo y decides ir a visitar el pueblo donde creciste, para observar tu antigua casa y el lugar donde vivían tus abuelos, pero al llegar a este sitio todo es distinto, las calles están llenas de grafitis, no puedes encontrar ningún lugar y mientras te adentras en el pueblo te das cuenta que todo es totalmente distinto al lugar donde creciste, no solo cambios por el paso del tiempo sino que no hay construcciones o calles que recuerdas, entonces llegas a una terrorífica conclusión: has pasado a un universo paralelo.

Este es el caso de Carol McElheney, la misteriosa mujer que afirma que viajó a un universo paralelo. Ella se encontraba viajando por el estado de California, en Estados Unidos, y decidió viajar a la ciudad de Riverside donde se encontraban sus raíces familiares, visitar la tumba de sus abuelos y ver su antigua casa. Ella siempre frecuentaba esta ciudad habitualmente desde que era pequeña, pero ésta vez, mientras llegaba a la ciudad comenzó a llover inesperadamente, una lluvia muy fuerte que la obligó a hacer un alto en el camino para registrarse en un hotel y pasar la noche allí.

Cuando Carol empezó a caminar por las calles de Riverside algo le empezó a resultar muy extraño, nada le resultaba familiar, por un momento pensó que se encontraba en un lugar muy distinto, pero el mapa le decía que estaba exactamente en el mismo lugar, las calles eran totalmente distintas a como ella las recordaba, fue a la casa de sus abuelos y para su sorpresa no había nada en ese lugar, todo empeoro al visitar el cementerio y lo encontró totalmente distinto y no estaban la tumba de sus abuelos.

Entonces Carol pensó que tenía un problema con los mapas, pero cambió de opinion rápidamente pues encontró la escuela secundaria y universidad en la que asistió, pero todo era completamente distinto, las calles estaban llenas de grafitis, totalmente desolados, la calle donde se encontraban los bancos y comercios frente a la escuela estaban todos llenos de grafiti y abandonado con mucha basura, todo había desaparecido, en ese momento ella concluyó que por alguna razón había entrado a una realidad alterna a la nuestra que se encontraba en la misma ciudad pero en un mundo distinto.

Algunas personas la observaban pero a ella le dio miedo hablarles, pues pensaba que si les hablaba quedaría atrapada en esa realidad, fue entonces cuando decidió salir de ese lugar conduciendo durante un largo tiempo hasta que empezó a reconocer los lugares y las calles eran familiares y logró salir de allí.

“Era completamente diferente”, afirmó: “ninguna de las casas eran como las recordaba. No había árboles altos, ni estaba la casa de mi abuela. Los números coincidían, pero las casas habían cambiado”.

Curiosamente algunas cosas, como el colegio central y la Universidad de Riverside, si estaban en su lugar, pero la mayoría de la población había cambiado completamente. La Avenida Universidad, que estaba llena de hoteles, restaurantes y bancos “estaba atiborrada de grafitis y completamente desierta”. Fue en este punto cuando Carol se convenció de que le estaba pasando algo sobrenatural y comenzó a sentir miedo: “se me ocurrió que si me bajaba del auto algo raro sucedería. Si le hablaba a alguien, me vería para siempre atrapada en esta perturbadora versión de Riverside, o mi interlocutor no sería humano”. Asustada, decidió volver a Perris, donde encontró todo completamente normal, o al menos, como ella lo recordaba.

Algunos años después murió el padre de Carol. Fue enterrado, junto con su familia, en aquel pequeño cementerio que alguna vez ella viera como un parque baldío. Al día de hoy, Carol está convencida de que ese día viajó a otra dimensión, que en vez que dar la vuelta para llegar a Riverside llegó a otro mundo paralelo. Aún no sabe cómo regresó, pero está muy agradecida de haberlo logrado.

¿Que te parece? ¿Conoces casos semejantes de viajes interdimensionales? Déjanos tu comentario!

VER ► El Insólito Caso del Hombre que Viajó a un “Universo Paralelo” mientras conducía su Auto