Investigadores de universidades de todo el mundo trabajan para lograr la capa de invisibilidad perfecta e infalible. Actualmente, existen distintos modelos y proyectos. Entre sus aplicaciones, la medicina y la militar son las primeras de la lista.

Hace cosa de unos años, una capa invisible era algo impensable en el mundo real. Era algo que Harry Potter había puesto de moda gracias a la prenda heredada de su padre al entrar en Hogwarts, pero que, en realidad, el mundo de la ciencia ficción había explotado desde siempre. ‘El hombre invisible’ de H.G. Wells, la ‘Mujer Invisible’ de Stan Lee o el avión de Wonder Woman son ejemplos de ello.

Sin embargo, de un tiempo a esta parte, conseguir una capa de invisibilidad ya no es algo imposible. Si no un logro desbloqueado, sí es ya una opción viable que mejora con el paso de las investigaciones perfeccionando la fórmula y el resultado.

Uno de los principales motores de la investigación es el ejército. Por ejemplo, las capas de invisibilidad, con las que soñamos y que los ejércitos ya están comprando.

Pero no son las capas de invisibilidad y los metamateriales lo único novedoso en materia de camuflaje militar. De hecho muchos de los avances que llevan años utilizándose como camuflaje aún hoy suenan a ciencia ficción o al menos a tecnología futurista. Y es que entre el secretismo militar y la poca cobertura que hay en los telediarios y periódicos sobre avances científicos y tecnológicos, uno acaba pensando que los ejércitos aún batallan con armaduras.

El camuflaje ha pasado de ser una ventaja en el campo de batalla a ser un pieza clave en la estrategia de cualquier ejército a medida que las guerras se alejan cada vez más del estilo clásico de ejército contra ejército en un descampado y el último que quede en pie gana. Así que ahora que hemos sabemos que nos estamos perdiendo mucho, vamos a entrar en materia y contar lo que de momento se puede saber.

VER ► Kazuo Ishiguro: Pronto seremos Capaces de crear Humanos Superiores a otros Seres Humanos

Para entender en qué consiste una capa de invisibilidad más allá de ocultar lo que se tiene delante, hay que entender cómo ve el ojo. La manera más sencilla de explicarlo sería que los rayos de luz rebotan contra los objetos siendo dispersados en todas direcciones. El ojo los capta y así ve los cuerpos que tiende delante.

Entonces, ¿cuál debe de ser el principio de la invisibilidad? ¿Cómo se puede hacer desaparecer algo que está ahí delante y sobre lo que se refleja la luz? Los investigadores han dado con dos opciones para conseguirlo:

Curvar la luz: es el principio básico con el que se realizaron las primeras investigaciones. Consiste en recubrir el objeto en cuestión que se quiere hacer desaparecer con un material que desvíe la luz en lugar de rebotarla. De esta manera, no llegará a ser captada por el ojo.

Interferencia destructiva: Es como se conoce a lo que ocurre con la llamada ‘capa plasmónica’. Lo que hace es que su campo de dispersión de la luz interfiere con el del objeto que se quiere ocultar anulándose y haciéndolo invisible al ojo humano.

Todavía no se ha llegado al consenso ni al punto definitivo en el que la capa de invisibilidad sea un invento 100% fiable en cualquier circunstancia y ambiente, pero los investigadores están trabajando en ello. ¿Que opinas? Déjanos tu comentario.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here