Según fuentes del dominical británico “Express UK”, La NASA ha sido calumniada de ocultación masiva de la amenaza que encarna un monstruoso asteroide que caerá hacia la Tierra a velocidades de más de 60,000 Km/h.

La roca espacial mide unos dos kilómetros y medio de largo y fue bautizada como “2002 NT7” hace quince años, cuando se divisó por primera vez. La NASA declaró en un comunicado que este asteroide podría colisionar con la Tierra en febrero de 2019, aunque más tarde suprimió esta información de su boletín oficial. Según anunciaban en esa ocasión, las posibilidades de impacto eran mínimas.

Fue en 2002 cuando se descubrió (de ahí su nombre). Fue entonces cuando se dijo que esta inmensa roca podría llegar en febrero del 2019 y que, en caso de colisionar, su impacto liberaría una fuerza similar a treinta millones de bombas nucleares como la de Hiroshima. Los cálculos que presentaron entonces eran tan concretos y explícitos que se indicaba la hipotética hora de colisión con el planeta: 11:47 de la mañana. Sin duda, anunciaba el fin de los tiempos y la extinción de la humanidad.

La NASA revocó la afirmación del impacto sólo cuatro días más tarde, concluyendo que tenía “re-valorado” el trayecto del asteroide y los nuevos datos no avistaban ningún peligro de colisión. Muchos investigadores piensan que este repentino cambio de los acontecimientos fue una ocultación en toda regla, pero NASA declaró por entonces que simplemente se trató de un error en el cálculo de la trayectoria. El segundo informe concluyó que las posibilidades de impacto eran de 1 entre 75.000.

▶️ NASA: Un Extraño “Asteroide” Interestelar pasó por nuestro sistema solar (Video)

Fue una de las primeras rocas espaciales en ser calificadas importantes por el “riesgo de impacto positivo” y su encuentro con la Tierra. Si una roca espacial tan grande nos golpeara, habría consecuencias catastróficas a nivel global. Se estimó entonces que la colisión era veintiocho veces más probable a que te tocara la lotería.
El Dr. Benny Peiser, de la Liverpool John Moore University, dijo: “Estamos hablando de un desastre de dimensiones apocalípticas si un asteroide de ese tamaño impacta con nosotros”.

Y se prevé que podría colisionar con la Tierra a 28 kilómetros por segundo con la destructiva fuerza de treinta millones de bombas de Hiroshima, aproximadamente unos 450 millones de toneladas de dinamita. Las redes sociales e internet están recogiendo mucha información de diversos medios que recogen la noticia y la gente muestra su preocupación y a la vez su enfado con la agencia espacial estadounidense, la cual a sido acusada una vez más de ocultar información relevante.

No obstante, tras la “locura” que ha causado mundialmente el asteroide, la NASA informó inesperadamente que no había nada de qué preocuparse. Los científicos seguían en todo momento la trayectoria exacta del asteroide y concluyeron tras un examen más minucioso en que había sido una falsa alarma y que no era una amenaza.
Pero para muchos, se trata de un encubrimiento para no provocar el pánico.

Así pues, y tras desmentir la NASA que haya peligro alguno, muchos esperan un posible impacto el 1 de febrero de 2019. Estaremos atentos a cualquier nueva información.

▶️ ¿Es el Asteroide “Oumuamua” una Nave Extraterrestre? Publican los Primeros Resultados (Video)

Miguel A. Fuentes

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here