Los OVNIs, ángeles, y otros fenómenos sobrenaturales que las personas pueden encontrar en sus vidas, solo pueden ser el resultado de alucinaciones, según algunos especialistas de la NASA. Sin embargo, las historias sobre tales encuentros contadas por pilotos y astronautas, como la del Salyut 7, se clasifican de inmediato.

En 1984, había seis tripulantes a bordo de la estación espacial soviética Salyut 7. Eran los astronautas Leonid Kizim, Oleg Atkov, Vladimir Solovyov, Svetlana Savitskaya, Igor Volk y Vladimir Jannibekov. Ese día, los astronautas estaban haciendo su trabajo rutinario conectado con experimentos de laboratorio. De repente, una nube de gas naranja extraño envolvió la estación. Un destello de luz brillante cegó a todos los astronautas a bordo por un tiempo. Tan pronto como pudieron ver de nuevo, los astronautas vieron siluetas de siete figuras fuera de la estación. Estas siluetas se parecían a los humanos, pero eran de mayor estatura. También tenían algo parecido a unas alas grandes detrás de sus espaldas y halos luminosos sobre sus cabezas. Las criaturas parecían ángeles.

La tripulación reportó la vista extraña a la Tierra. El documento fue clasificado como alto secreto inmediatamente. Todos los miembros de la tripulación fueron sometidos posteriormente a pruebas psicológicas y médicas, que no encontraron anomalías en absoluto.

Varios investigadores estaban especialmente interesados en una serie de fotos realizadas en la órbita de la Tierra. John Pratchett, un ingeniero del proyecto Hubble, dijo que había visto a ese tipo de criaturas él mismo. Según él, eran objetos vivos de hasta 20 metros de alto, y su extensión del ala podría ser comparable a la longitud de un avión moderno. También se dijo que los astronautas estadounidenses a bordo de los transbordadores espaciales de la NASA también se encontraron con criaturas parecidas a ángeles.

Un astronauta ruso que pasó seis meses viviendo y trabajando a bordo de la estación espacial Mir, dijo que él y su compañero habían tenido visiones fantásticas de vez en cuando. A los hombres les pareció que se estaban convirtiendo en otras criaturas: otras personas, o animales, o incluso humanoides de origen extraterrestre.

Historias similares a menudo pueden ser contadas por pilotos de aviones. En este caso, con frecuencia puede tratarse del llamado fenómeno de la mano gigante. Como regla, este fenómeno ocurre durante vuelos de larga duración. Cuando sucede, un piloto siente que la mano invisible de alguien está agarrando la rueda de control. Investigadores de la Fuerza Aérea de los Estados Unidos concluyeron que casi el 15 por ciento de los pilotos han experimentado el efecto durante su trabajo. No se descarta que el fenómeno de la mano gigante esté detrás de muchos accidentes aéreos.

Los psicólogos de la NASA dicen que la mayoría de los fenómenos mencionados anteriormente son de naturaleza psíquica. Pueden ocurrir como resultado de factores tales como fluctuaciones de presión y temperatura, escasez de oxígeno, etc.

En este recién terminado 2017, se ha estrenado la película rusa “Salyut 7” la cual cuenta en esencia, la extremecedora experiencia vivida en la órbita de nuestro planeta, aquí te dejamos el tráiler:

▶️ EE.UU. prepara a sus fuerzas Militares para una futura Guerra Interestelar