La antigua ciudad de Hattusa es hogar de piedras megalíticas, esfinges, leones, una misteriosa piedra verde, perforaciones similares a láser realizadas de alguna manera en bloques de andesita, y características arqueológicas inquietantemente similares a las encontradas en América.

Las magníficas ruinas de esta gran ciudad se encuentran cerca de la ciudad de Boğazkale, en Turquía. Sirvió como capital para el Imperio hitita a finales de la Edad de Bronce. La ciudad tenía extensos bosques y fértiles campos adyacentes, aunque su ubicación tenía dos inconvenientes: los ríos en la zona no eran navegables, lo que impedía el transporte fluvial, y la proximidad a los bárbaros kaskianos. Según relatos históricos, los kaskas eran una amenaza permanente y constante para Hattusa.

Los hititas ocuparon la ciudad, un pueblo envuelto en misterio. El imperio hitita no era pequeño, se extendía hasta el Bósforo y lo que hoy es Siria. Esta civilización antigua era una superpotencia significativa del Cercano Oriente, y sus incursiones militares a menudo provocaban otras grandes potencias como los antiguos egipcios.

Los expertos han excavado y encontrado varios textos antiguos en Turquía que muestran una intensa relación diplomática presente en tiempos remotos entre los egipcios y los hititas. Uno de los descubrimientos más importantes en el sitio ha sido el archivo real cuneiforme de tabletas de arcilla, conocido como el “Archivo Bogazköy”.

Estos documentos antiguos consisten en correspondencia y contratos oficiales, así como en códigos legales. Entre ellos, los arqueólogos también descubrieron procedimientos para una ceremonia de culto, profecías oraculares e incluso literatura del antiguo Cercano Oriente.

Una de las tablillas antiguas más importantes descubiertas en el sitio, y actualmente en exhibición en el Museo Arqueológico de Estambul, detalla los términos de un acuerdo de paz después de la batalla de Kadesh entre el ejército hititas y los egipcios gobernado Ramsés II, en 1259 o 1258 aC. Curiosamente, esto pasa a ser el primer tratado de paz en la historia, y una copia se exhibe en las Naciones Unidas en la ciudad de Nueva York, considerada un ejemplo de los tratados internacionales de paz más antiguo conocido.

Excavaciones arqueológicas

Las primeras excavaciones llevadas a cabo en la zona se remontan a 1906, cuando el Instituto Arqueológico Alemán comenzó a trabajar en las ruinas de la ciudad, un trabajo que ha continuado sin interrupción hasta ahora en campañas arqueológicas de verano.

Investigadores encontraron en la excavación numerosas tabletas de arcilla, escritas en una multitud de idiomas, como Luwian o Akkadian, que son la fuente principal para el estudio de la cultura hitita. Los restos excavados hasta ahora corresponden principalmente al reinado de los últimos monarcas hititas, que modificaron muchos templos antiguos para mostrar el esplendor de su imperio, aprovechando la prosperidad de la época y el poder militar del imperio.

Rey, Puerta de Hattusa. Credito Imágen: Shutterstock.

Las etapas de la ciudad

Esta antigua ciudad pasó por tiempos turbulentos. Hattusa fue inicialmente fundada por un pueblo de lengua no indoeuropea, Hatti, pero durante el reinado de Anitta (siglo XVIII aC) acogió aristócratas que se rebelaban contra Anitta y, por lo tanto, fue destruida.

Hattusili reconstruyó la ciudad y la convirtió en su capital, en detrimento de Nesa, hasta el punto en que su propio nombre, Hattusili, está relacionado con el nombre de la ciudad. Todos los sucesores de Hattusili mantuvieron la capital en Hattusa, excepto Muwatalli II, que la trasladó a Tarhuntassa para defenderse mejor de los egipcios, pero el traslado no duró mucho, ya que su hijo Urhi-Tesub trasladó la capital de nuevo a Hattusa.

Una de las constantes de la historia hitita es la amenaza de los Kaskas, quienes, apareciendo por primera vez en la época de Hantili II, llegaron a capturar la capital en el tiempo de Arnuwanda I, y los hititas tuvieron que esperar hasta Tudhaliya III para reconquistar la ciudad. Después de la caída del Imperio hitita (1200 aC, aproximadamente), la huella de Hattusa se pierde, aunque se sospecha que los kaskas o alguna tribu frigia la destruyeron. Sin embargo, algunos dudan de eso.

El final del imperio hitita llegó abruptamente. Después de la destrucción de Hattusa, el sitio permaneció aislado hasta que fue redescubierto en tiempos modernos. Curiosamente, los estudiosos indican cómo, al mismo tiempo, cuando Hattusa se destruyó, otras grandes ciudades del Cercano Oriente también se enfrentaron a la aniquilación. Los expertos concluyen que un conjunto de incendios masivos hizo que la ciudad de Hattusa y otros sitios en el área se destrozaran.

El propósito de esta piedra verde es todo un misterio. Crédito Imágen: Shutterstock

Grandes centros fueron quemados misteriosamente. Desde las ciudades de Palestina hasta las fortalezas de Siria, e incluso las antiguas ciudades egipcias del delta sucumbieron y se convirtieron rápidamente en cenizas. Sigue siendo un enigma sobre lo que ocurrió exactamente durante ese tiempo, y qué tipo de ejército tenía en su poder armamento tan avanzado como para derribar poderosas ciudades.

Algunos estudiosos argumentan que estas ciudades no fueron quemadas por ejércitos invasores, sino que fueron destruidas por una fuerza.. no desde la Tierra. La ciudad de Hattusa albergaba formidables muros que se consideraban entre los muros de defensa más fuertes de cualquier ciudad de la Edad de Bronce en el Cercano Oriente o en otras partes del mundo antiguo.

Esto ha llevado a algunos esfuerzos a cuestionar si es posible que la ciudad de Hattusa haya sido destruida por un cometa o un impacto de asteroide en el pasado distante. En su apogeo, la ciudad de Hattusa era hogar de alrededor de 50,000 habitantes. Los constructores de la antigua ciudad de Hattusa eran canteros avanzados. La evidencia de sus habilidades avanzadas para trabajar la piedra se puede encontrar en todas las ruinas hoy.

El Gran Templo de Hattusa es notable por una construcción megalítica distinta. Su base está hecha de piedra de andesita masiva. Otros elementos incluyen piedras grandes que miden entre 6 y 8 metros de largo y pesan más de 50 toneladas. Algunos autores han mencionado que algunos elementos del Gran Templo de Hattusa son inquietantemente similares a los elementos de diseño que se encuentran en la mitad del mundo en Perú, en el templo de Qorikancha.

Pero tal vez el misterio más importante, en lo que respecta a la mampostería de piedra, son los enigmáticos agujeros de perforación que se encuentran en todo el sitio. Se han encontrado numerosos agujeros de perforación perfectamente hechos en todo el sitio. Sigue siendo un misterio profundo cómo los constructores de la ciudad crearon estos agujeros casi perfectos en piedra andesita.

Además, no hay una explicación concluyente sobre cuál era el propósito de los pozos de perforación. Algunos cantos rodados encontrados en el sitio incluyen docenas de agujeros de perforación.

Otro gran misterio, y tal vez una característica por la cual Hattusa es mejor conocida es una piedra enorme de color verde, que se encuentra dentro del área donde una vez estuvo el Gran Templo. La piedra enigmática ha sido tema de debate entre los expertos que no pueden ponerse de acuerdo sobre los orígenes de la piedra en sí. Algunos argumentan que la misteriosa roca fue un regalo de Ramsés II después del tratado de paz de Kadesh, sin embargo, debido a la falta de textos antiguos que la describan, esta teoría no puede ser probada todavía.

Muchos argumentan que debido a que la piedra verde se encuentra dentro de las premisas del antiguo templo, puede haber tenido una función religiosa. La Piedra Verde está perfectamente pulida hasta el punto de que casi actúa como un espejo. Refleja la luz, y muchas personas que la han tocado dicen que emite extrañas energías. ¿Que opinas? Déjanos tu comentario!

VER ▶ Las Ruinas de Baalbek y sus Misterios

Este artículo fue publicado originalmente en Ancient Code, y ha sido traducido, modificado y publicado nuevamente en Ufo-Spain Magazine con autorización.

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here