Probablemente hayas visto películas en las que las personas viajan al pasado y cambian algo, lo que da como resultado que toda su realidad cambie y cuando regresan a su propio tiempo, encuentran un mundo completamente nuevo. Esta idea de poder cambiar la realidad misma, de una manera grande o incluso pequeña, ha sido un tema muy común en películas de ciencia ficción, libros y programas de televisión. Hay algo acerca de esta idea que es realmente fascinante para nosotros, tal vez porque significaría muchas posibilidades de deshacer nuestros errores. Pero, por desgracia, esto simplemente no es posible. ¿O si? Desde hace algunos años, muchas personas afirman que la realidad en la que vivimos o al menos muchas cosas al respecto se está alterando sin que nadie se dé cuenta. Conoce el Efecto Mandela.

Dicen que miles de personas recuerdan varias cosas de hace unas décadas que ahora están totalmente cambiadas y no tienen ni rastros de lo que solían ser. Es como si alguien hubiera viajado al pasado y hubiese cambiado esas cosas por alguna razón, y ahora solo nos damos cuenta.

El Efecto Mandela

En términos simples, el Efecto Mandela se produce cuando un gran grupo de personas recuerda cosas que eran diferentes (y ahora han cambiado sin ningún rastro) o cosas que ni siquiera ocurrieron y aún conservan recuerdos (de alguna manera). Según estos creyentes, sin embargo, el efecto Mandela son los pequeños cambios que se están realizando en nuestra realidad.

El término fue acuñado en 2010 por un blogger que notó que miles de personas en el mundo tenían recuerdos de Nelson Mandela muriendo en la década de los 80 en prisión, mientras que en realidad murió en 2013. Por lo tanto, el efecto ‘Mandela’. De hecho, este es un ejemplo muy popular presentado por creyentes que dicen que vieron videos de su funeral en la televisión y que incluso se enteraron en sus escuelas. Pero cuando compruebas la verdad, resulta que murió en 2013, lo que los llevó a creer que la realidad había sido alterada de alguna manera y todavía conservaban recuerdos de la vieja realidad.

Si se tratara de una persona o un pequeño grupo de personas relacionadas, podría decirse que simplemente están mintiendo, pero cuando personas sin ninguna relación de todos los rincones del mundo tienen la misma memoria exacta que ni siquiera ocurrió, hace que preguntes a algunas preguntas serias. De hecho, ha habido un montón de otros ejemplos sobre los que podrás leer a continuación:

Espejito, espejito, ¿quién es la más bella del reino?
Seguramente relaciones esta frase con Blancanieves pero… en la película de Disney no dicen “espejito, espejito”. Te reto a que intentes comprobarlo. Lo curioso de esto es que en 2012 Julia Roberts lprotagonizó una película llamada Mirror, Mirror basada en esta historia. ¿Le pondrían este nombre influenciados por el efecto Mandela?

Mickey Mouse
Hazte una imagen mental del ratón más famoso del mundo. ¿Lo tienes? Ahora dime, ¿lleva tirantes? Seguramente digas que sí, pero… no, Mickey no lleva tirantes.

Tiananmen
En julio de 1989 un hombre le plantó cara a varios tanques en la masacre de la plaza de Tiananmen en China. Mucha gente asegura que los tanques terminaron aplastando a aquel valiente hombre. Eso nunca sucedió, como se puede comprobar en el vídeo.

El señor del Monopoly.
Hagamos el mismo ejercicio que con Mickey. Todo el mundo ha jugado alguna vez al Monopoly y seguro que recuerdas al señor que lo representa en su logotipo. Pues bien, una vez que tengas su imagen mental, ¿dirías que lleva un monóculo en el ojo o no? ¿Qué crees? La respuesta es que no, aunque seguramente pensabas que sí.

¡Rafa, no me jodas!
La gente futbolera en España seguramente se acuerde de aquel famoso juez de línea, Rafa Guerrero, que pitó un penalti y expulsión de un jugador del Zaragoza ante el Barcelona. Estoy completamente seguro de que piensas que le decía: ¡Rafa, no me jodas! Pues no, jamás se dijo esa frase. Lo que dicen es “Vaya, joder, Rafa, cagonemimadre”.

Luke, yo soy tu padre.
Este quizás sea el efecto Mandela más famoso. La archiconocida frase de “Luke, yo soy tu padre” de Star Wars nunca llegó a decirse de esa manera. En realidad no menciona el nombre de Luke en ningún momento.

Entonces, ¿alguien realmente está alterando nuestra realidad?

Probablemente no. Los investigadores han sugerido muchas explicaciones para el Efecto Mandela que no tienen nada que ver con la ciencia ficción. Han sugerido que podría ser solo recuerdos falsos, disonancia cognitiva, sesgo de confirmación, conceptos erróneos, desinformación que se aceptaron como información real y luego se propagaron desde allí.

Sin embargo, los creyentes de esta “teoría alternativa” están realmente convencidos de que algo está pasando y tienen sus propias explicaciones, que en este momento son todas teorías y especulaciones, pero no pueden descartarse por completo, ya que es bastante difícil refutarlos ya que tienen algunas conexiones con la física teórica. Dicen que podría ser que vivimos en una realidad tipo Matrix y que los programadores de este mundo están cambiando algunas cosas aquí y allá. También dicen que podría deberse a realidades alternas que colisionan de vez en cuando y provocan estos cambios.

Algunos de ellos también dicen que podría haber sido el trabajo de los viajeros del tiempo que cambiaron algo pequeño en el pasado que tenía todas estas diferencias separadas pero visibles en el mundo, mientras que nuestros recuerdos de ellos permanecen intactos.. ¿Que opinas sobre este “efecto”? Déjanos tu comentario!

VER ▶ 432Hz – Descubierta la Frecuencia Universal: ¿Nos están Contaminando con 440Hz? (Video)

2 Comentarios

  1. Lo que a mí me llama la atención es que a más de 4 meses de publicado este artículo, nadie haya escrito nada sobre el efecto Mandela, a pesar de tantos cambios en la realidad, hasta el mismo sol ha cambiado.

  2. No se dan cuenta porque existen muchos distractores y literalmente estamos programados por el sistema y seguimos dormidos. Aclaro, no todos. Este efecto Mandela lo habíamos notado sin saber su nombre en algunas situaciones al interior de la familia al recordar sucesos de la infancia. Excelente artículo y saludos a todos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here