Como se señala en un informe reciente, los extraterrestres podrían habitar en nuestro sistema solar, y podrían estar viviendo dentro de las nubes ácidas de Venus, según un estudio financiado por la NASA, y publicado recientemente en el Journal Astrobiology.

El estudio respaldado por la NASA indica que los alienígenas (aunque no son extraterrestres completamente desarrollados, sino bacterias) podrían llamar a las peligrosas nubes en Venus su hogar. Los científicos creen que la atmósfera superior rica en dióxido de azufre de Venus puede estar donde se esconden estos pequeños alienígenas Venusianos.

Los estudios llegaron a esta confusión después de usar sondas espaciales para detectar áreas oscuras alrededor del cuerpo de color óxido, que se asemejan a las propiedades de absorción de la luz de las bacterias aquí en la Tierra. Según lo observado por los expertos, estos misteriosos puntos oscuros en Venus podrían ser flores de bacterias extrañas, similares a las encontradas en la Tierra en lagos y lagunas.

Debido a que las nubes de Venus están compuestas de ácido sulfúrico, reflejan alrededor del 75 por ciento de la luz solar que las golpea, lo que las hace aparecer casi completamente opacas. Muchos astrofísicos y astrónomos han denominado Venus a la gemela “mala” de la Tierra debido a las condiciones peligrosas e inhóspitas que reinan en su superficie, donde llueve ácido y la temperatura es de alrededor de 462 grados centígrados.

La investigación, que sugiere que un pequeño ser o bacteria de Venus puede habitar las nubes del planeta, fue publicada recientemente en el Journal Astrobiology e infiere que los microbios alienígenas pueden sobrevivir siendo arrastrados por los vientos extremos en las nubes más frías de Venus.

“En la Tierra, sabemos que la vida puede prosperar en condiciones muy ácidas, puede alimentarse de dióxido de carbono y producir ácido sulfúrico”, dice Rakesh Mogul, profesor de química biológica en la Universidad Politécnica del Estado de California, Pomona, y coautor de el nuevo estudio.

El investigador explica que la atmósfera turbia, altamente reflectante y ácida de Venus está compuesta principalmente de dióxido de carbono y gotas de agua que contienen ácido sulfúrico. Sin embargo, esta no es la primera vez que alguien sugiere que puede haber vida en Venus.

De hecho, la habitabilidad de las nubes de Venus se planteó por primera vez en 1967 por el notable biofísico Harold Morowitz y el famoso astrónomo Carl Sagan. Siguiendo esta teoría, la idea de que las nubes de Venus puedan soportar la vida extraterrestre fue ampliada por los científicos planetarios David Grinspoon, Mark Bullock y sus colegas.

“Venus muestra algunos parches episódicos oscuros, ricos en sulfúrico, con contrastes de hasta 30-40 por ciento en el ultravioleta y silenciados en longitudes de onda más largas. Estos parches persisten durante días, cambian su forma y contrastan continuamente y parecen depender de la escala”, dice Limaye.

¿Que opinas? ¿Qué misterios oculta la atmósfera de Venus? A continuación un interesante videoprograma de la mano de Iván Martínez. Esperamos que lo disfrutes!

VER ▶ Proyecto Camelot: ¿Una gigantesca nave extraterrestre en los anillos de Saturno?

Este artículo fue publicado originalmente en Ancient Code, y ha sido traducido, modificado, y publicado nuevamente en Ufo-Spain Magazine con autorización.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here