De vez en cuando, los periódicos nos sorprenden con la noticia de que un misterioso objeto ha sobrevolado alguna ciudad, y los testimonios de personas que aseguran haber sido testigos de las evoluciones de algunos de estos avistamientos OVNIs van en aumento.

Desde comienzos del siglo pasado, los humanos comenzaron a advertir que muchas “cosas” que sobrevuelan sobre sus cabezas a las que aun hoy no les encuentra una explicación definitiva: diseños de aeronaves humanas aun no declaradas, (como lo fue en su momento el caza furtivo F117 y otros más). También objetos voladores no identificados, y un largo etcétera, pero el hecho al que nos vamos a referir ahora cuenta con antecedentes y registros más antiguos; ya a finales del siglo diecinueve, Charles Fort había recopilado registros acerca de extrañas apariciones en todo el mundo: supuestos seres o criaturas vivas que al parecer, medraban en las diferentes capas de la atmósfera y nuestro planeta.

Los E.B.A.N.I.S. (Entidades Biológicas Anómalas No Identificadas), es como actualmente se denomina a una entidad biológica que comparte con nosotros, no se sabe desde cuándo, nuestro planeta.

Considerados como unos seres de pura energía, con comportamiento incompresible, desplazándose impunemente por el espacio, se ha detectado un patrón que indica que les provocamos curiosidad: nos espían a través de las ventanas de nuestras casas, penetran en ellas paseándose con total desparpajo, presentándose en nuestras fotografías como posando.

Tienen un activa presencia cerca de reuniones de los niños, se los registra en mayor cantidad en los centros espirituales, cuando alguien ha llegado a tocarlos, se desvanecen en el aire como una pompa de jabón. Son muy curiosos y no agresivos hacia nosotros. Aún no se sabe si tienen alguna vinculación comprobada con otros muy conocidos seres anómalos en el ámbito ufológico y criptozoológico: los RODs.

¿De dónde proceden y desde cuándo están ahí?, nadie lo sabe y obviamente su casi absolutamente controversial apariencia, genera con suma facilidad denuncias de fraude. A pesar de esto, los EBANIs, hasta saber qué son, siguen siendo una “asignatura pendiente” entre los fenómenos anómalos y avistamientos de nuestro mundo. ¿Que opinas al respecto? A continuación un interesante vídeo de Planeta Snakedos

VER ▶ Solar Warden: la “flota antigravedad” con tecnología extraterrestre ocultada por EE.UU. (Video)