Un desconcertante suceso en la atmósfera superior de la Tierra captado por las cámaras de la Estación Espacial Internacional mientras orbitaban el planeta el pasado 7 de abril, ha levantado la curiosidad y la incertidumbre en científicos de todo el mundo, así como a las potencias que se dedican a la exploración espacial. La pregunta que todos se hacen es ¿qué tipo de fuente de energía está creando ese fenómeno lumínico en el espacio?

Bien es sabido que las tormentas eléctricas son por excelencia uno de los fenómenos naturales más potentes. Pero desde la superficie terrestre sólo podemos apreciar este fenómeno desde un solo punto de vista, por lo que tenemos un concepto concreto de lo que es una tormenta. Pero estos misteriosos relámpagos que se aprecian dispararse por encima de las nubes en vez de hacerlo de la manera normal, hacia abajo, han despertado nuevas teorías que nos harían entender el fenómeno de una manera totalmente distinta a la actual.

La clave es dar con la fuente de este fenómeno. Y en ello están trabajando actualmente un amplio equipo de investigadores de Canadá y EE.UU., para descifrar este misterio que se produce en la más externa capa de nuestra atmósfera, en plena área espacial. Y es que, aunque es un misterio todavía sin resolver, son muchas personas las que ya hablaban de este fenómeno, sobre todo personas dedicadas a la aviación.

Muchos pilotos habían relatado este fenómeno que mayormente se da mientras vuelan atravesando las nubes durante una tormenta. Y pronto, los satélites de Google Earth, entre otros, habían capturado estas formaciones lumínicas. El monitor de Interacción del Espacio Atmosférico (ASIM), ha sido inaugurado recientemente y será el encargado de realizar una serie de investigaciones muy concretas sobre este fenómeno. Dada su posición privilegiada, que se encuentra en la Estación Espacial Internacional (que orbita a 400 kilómetros de la superficie terrestre), el ASIM podrá recoger datos con gran facilidad.

Una de las curiosidades de esta investigación es, según los investigadores, que una de los rayos misteriosos en el suelo durante la tormenta, solo dura unos pocos milisegundos. Y a este fenómeno peculiar dentro del fenómeno en sí, lo han llamado “El Hada”. Dicen los investigadores que es muy raro en apariencia y en color. La forma del rayo está formada por muchas ramas, como un árbol. Sorprendentemente, estos árboles también tienen raíces que se forman en el área inferior, y adquiere una tonalidad de un rojo oscuro en lo que sería el tronco.

Otra sorprendente formación que se crea en la ionosfera con un mayor tamaño ha sido bautizada como Elvis. Éste, se deja ver durante un corto periodo de tiempo por el pulso electromagnético que se produce durante un rayo. Elvis presenta unas tonalidades azules y su formación es discoidal en forma de espiral. Su magnético color azul y la brillante luz que presenta es el motivo por el cual ha sido Elvis el nombre elegido para denominarla.

Aunque todavía es pronto, el equipo de investigación asegura que darán con la clave que descifre este misterioso, aunque no nuevo, misterio de los cielos. Todavía quedan muchos misterios por descubrir y a medida que la tecnología avance, seguiremos desmontando muchas de las cosas que hoy damos por sentadas. Disfruta de las imágenes de este sorprendente fenómeno espacio-terrestre:

VER ▶ Este astronauta ha vuelto del espacio con su ADN diferente (Video)

Miguel Á. Fuentes

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here