El papel del Vaticano en la revelación oficial de la existencia de vida extraterrestre se renovó recientemente con varios desarrollos relacionados con las religiones mundiales. Una iniciativa interreligiosa de múltiples líderes religiosos mundiales, incluido el Papa Francisco, para promover la amistad y la unidad diversas comunidades de fe a través de una declaración conjunta.

Según el informante del programa espacial secreto, Corey Goode, el Papa Francisco y otros líderes mundiales han sido contactados por un grupo de cuatro civilizaciones extraterrestres de aspecto humano que los alientan a unirse como un preludio para el establecimiento de una nueva religión global.

El segundo desarrollo fue la publicación de un supuesto Documento, el Majestic-12 que describe grupos de extraterrestres conocidos por la comunidad de inteligencia militar, incluido uno que es de apariencia humana y amigable. Afirma que las relaciones diplomáticas formales comenzaron con el grupo de aspecto humano durante la administración de Eisenhower, y en secreto continúa hasta nuestros días.

Cuando se trata del papel del Vaticano y la vida extraterrestre, es importante señalar que la Iglesia Católica ha desempeñado durante mucho tiempo un papel principal en las relaciones diplomáticas secretas con extraterrestres, que datan al menos de la era posterior a la Segunda Guerra Mundial. Esto ha implicado una cooperación de alto nivel con la comunidad de inteligencia militar de los EE.UU.

La historia del Vaticano de relaciones diplomáticas con extraterrestres, realizada secretamente mientras se coordinaba con el ejército de los EE.UU., También incluía canales no oficiales. Uno de estos incluyó al famoso contactado, George Adamski.

Adamski afirma haber sido un contactado con un grupo extraterrestre de aspecto humano “nórdico”. Regularmente informó a los funcionarios del Pentágono sobre sus contactos que comenzaron en 1952. Además, Adamski dice que se reunió secretamente con el Papa Juan XXIII en 1963. Ufólogos como Desmond Leslie han revisado las afirmaciones de Adamski al respecto, y encontraron que son objetivamente correctas.

Aparentemente, Adamski transmitió mensajes y coordinó una o más reuniones secretas entre el Papa Juan XXIII y los nórdicos que deseaban que el Papa promoviera una religión católica más tolerante e inclusiva. Esto ocurrió simultáneamente con la convocatoria del Papa al Concilio Vaticano II (1962-1965), que es ampliamente reconocido por modernizar la práctica del catolicismo y llevarlo al siglo XX.

VER ▶ El Papa Juan XXIII y su encuentro con un Extraterrestre

Es importante tener en cuenta la importancia de este escenario en términos de un Papa reformista dispuesto a alterar fundamentalmente las prácticas y la teología católicas, como resultado de relaciones diplomáticas secretas con extraterrestres.

Décadas más tarde, en febrero de 2008, la Iglesia Católica supuestamente jugó un papel prominente en las discusiones secretas de las Naciones Unidas sobre la revelación de la realidad de la vida extraterrestre. Se afirmó que como resultado de estas discusiones, la Iglesia Católica lideraría la promoción de una mayor apertura sobre el tema de los OVNIS y la vida extraterrestre.

Este supuesto desarrollo en las Naciones Unidas coincidió con el jefe del Observatorio Astronómico del Vaticano, el padre Gabriel Funes, dando una entrevista titulada “El extraterrestre es mi hermano”, que fue publicada por el diario del Vaticano, L’Osservatore Romano sobre 13 de mayo de 2008.

Mientras que la existencia de las discusiones secretas de la ONU en 2008 continúa siendo objeto de acalorados debates, el momento de la entrevista de Funes hace plausible que estos eventos ocurrieran, como afirmaron los denunciantes independientes. Lo que aumenta la credibilidad de estos reclamos de denunciantes son los recientes comentarios de Goode de que sus fuentes le dijeron que una iniciativa de divulgación efectivamente tuvo lugar en 2008, y que el Vaticano era un factor clave.

El momento de la publicación del documento Majestic-12 sugiere un grado significativo de cooperación “entre bastidores” entre la comunidad de inteligencia militar de los EE.UU. y el Vaticano para sentar las bases de la divulgación y las relaciones diplomáticas posteriores con extraterrestres con aspecto humano.

La perspectiva de que el Papa Francisco y otros líderes religiosos puedan estar colaborando con visitantes extraterrestres para promover una nueva religión global ha llevado a mucha preocupación. ¿Es esto algo bienvenido u opuesto? ¿Los extraterrestres están trabajando entre bastidores con líderes religiosos para ser de confianza o no? ¿Es este esfuerzo para establecer una nueva religión global parte de un esfuerzo sancionado oficialmente por la comunidad de inteligencia militar de los EE.UU. para divulgar alguna, pero no toda, información sobre vida extraterrestre y programas de espacio secreto? Todas estas preguntas quedan abiertas por el momento.

A continuación un interesante videoprograma de la mano de nuestros amigos de Planeta Snakedos con su particular punto de vista sobre estos temas que tanto nos apasionan. ¿Que opinas al respecto? Déjanos tu comentario más abajo!

VER ▶ El papa Francisco afirma que “el infierno no existe” y el Vaticano lo desmiente (Video)

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here