La Marina de los EE.UU. planeó poner a 10.000 personas en la Luna a principios de los años 70 como parte de un programa secreto de bases lunares que se establecería a través del programa espacial Apolo de la NASA.

Según William Tompkins, un destacado diseñador aeroespacial que trabajó para grandes contratistas corporativos de la NASA durante la era Apolo, el plan secreto de la Armada llegó a un final aplastante durante la misión Apolo 11 cuando Neil Armstrong y Buzz Aldrin fueron recibidos por una flota de naves espaciales extraterrestres.

El relato de Tompkins sobre lo que realmente sucedió en la Luna se explica en su autobiografía recientemente publicada, ‘Selected By Extraterrestrials‘. En el momento del aterrizaje de la Luna, Tompkins trabajó para TRW, una corporación aeroespacial líder que construyó el primer satélite de la NASA, Pioneer 1. TRW fue responsable de una gama de componentes críticos utilizados en la nave espacial Apolo, y su personal se encontraba en el centro de operaciones de las misiones Apolo. Tompkins fue empleado de TRW desde julio de 1967 hasta marzo de 1971, y describe su papel en el diseño del Centro de Operaciones de Lanzamiento en Cabo Cañaveral, Florida.

Anteriormente, durante los últimos dos años de su empleo de 12 años en la Douglas Aviation Company (1950-1963), los diseños innovadores de Tompkins para las misiones Apollo planificadas habían impresionado en gran medida al Dr. Kurt H. Debus. En julio de 1962, Debus se convirtió en el primer Director del Centro de Operaciones de Lanzamiento de la NASA (renombrado como el Centro Espacial Kennedy después del Asesinato JFK), cargo que ocupó hasta su retiro en noviembre de 1974.

En 1963, Debus nombró a Tompkins para un Grupo de Trabajo para el futuro Centro de Operaciones de Lanzamiento. Los dos sostuvieron muchas reuniones confidenciales sobre el futuro del programa Apolo, y discutieron su verdadera misión como parte de un ambicioso programa espacial de la Marina llamado “NOVA” para establecer guarniciones militares secretas en la Luna, Marte y los sistemas estelares cercanos.

Los aterrizajes del Apollo Moon fueron solo la primera etapa de un ambicioso plan de cuatro etapas para NOVA. La Etapa 2 de NOVA sería poner a 10.000 personas en la Luna. La etapa 3 sería colocar bases en Marte y en otros cuerpos planetarios del Sistema Solar. Finalmente, la Etapa 4 sería para colocar bases tripuladas de la Marina en 12 sistemas estelares contiguos. Tompkins describe lo que diseñó para las Misiones Apolo y NOVA:

“Como Jefe de la Sección de Ingeniería, concebí docenas de misiones y naves espaciales diseñadas para operaciones exploratorias a los planetas que orbitan alrededor de nuestras estrellas más cercanas. Diseñé una estación para construir en Marte, vehículos NOVA masivos e instalaciones de lanzamiento ecuatoriales. También diseñé múltiples bases militares para 2.000 hombres para nuestra Luna … Diseñé los sistemas de comprobación y prueba de lanzamiento para el Apollo Moon Saturn V, SIV-1B y el reensamblaje con el vehículo de control de comando Moon, un rediseño casi completo de las principales instalaciones de las instalaciones para todo el Centro de control de lanzamiento.”

Durante el aterrizaje del Apolo 11 en julio de 1969, Tompkins dice que estaba en el Centro de Operaciones de Lanzamiento de la NASA en Cabo Cañaveral como parte de un gran contingente de TRW. Afirma que las cámaras de televisión del Apolo Lander proporcionaron una transmisión en vivo de lo que Armstrong y Aldrin estaban presenciando. Tompkins explica cómo Armstrong y Aldrin fueron recibidos por una flota de naves espaciales extraterrestres que estaban ominosamente cerca del Apolo Lunar Lander:

“El Módulo de Aterrizaje (LEM) realmente impactó la superficie de la Luna en el Cráter del Mar de Tranquilidad, que tenía vehículos de gran tamaño estacionados alrededor de una parte de su borde. Cuando el astronauta Neil Armstrong hizo ese Primer Paso para el Hombre en la Luna miró hacia el borde del cráter y le dijo al control de la misión: “Hay otros barcos aquí, son enormes. El público no escuchó esa declaración ni vio las enormes naves alienígenas. Armstrong hizo una panorámica de su cámara en un movimiento circular de 360 ​​grados alrededor del cráter y la CIA clasificó la información como muy por encima del secreto superior.”

La forma en que esta acción extraterrestre puso fin al plan de la Marina encubierta, y por lo tanto termina su apoyo al programa Apolo, es descrita por Tompkins:

“Los extraterrestres pusieron su señal de “NO TRASPASAR”, pero nos permitieron hacer varios otros aterrizajes adicionales de Apolo para recoger algunas rocas y jugar en la arena. La acción de los extraterrestres detuvo nuestros planes de construir nuestra Base Naval tripulada en la Luna.”

Afirmaciones del ex empleado de la NASA Otto Bender. Según éste, los astronautas del Apolo 11 transmitieron que estaban siendo observados por grandes vehículos alienígenas. Bender confirmó que los operadores de radio HAM habían interceptado las señales de VHF transmitidas desde el Apolo 11 a la sede de la NASA en Houston con el siguiente mensaje, que la NASA seleccionó del público:

Apolo 11: Estos seres son enormes, señor … enormes … ¡Oh, Dios, no lo creerías! Te digo que hay otras naves espaciales … alineadas al otro lado del borde del cráter … están en la luna mirándonos.

En una publicación del 2012, el Dr. Stephen Greer reveló que habló con parientes cercanos de Armstrong y Aldrin a quienes les habían dicho la verdad sobre lo que los astronautas habían visto en la luna:

“Amigos cercanos y familiares de Neil Armstrong y Buzz Aldrin me han dicho por separado que efectivamente había numerosos ovnis grandes alrededor del cráter donde aterrizó el Módulo Lunar y que estos fueron vistos por Armstrong y Aldrin. También he hablado con oficiales del ejército que han visto las imágenes de este evento, pero nunca se ha hecho público.”

El testimonio de Greer es significativo ya que respalda la afirmación de Tompkins de que había un video en vivo que registraba lo que Armstrong y Aldrin estaban viendo. Entonces, ¿por qué la NASA finalmente terminó las misiones Apollo si visitantes extraterrestres estaban allí y observando la Tierra? La respuesta según Armstrong, tal como la retransmite un profesor anónimo en un simposio de la NASA, es la siguiente:

“Fue increíble … por supuesto, siempre habíamos sabido que había una posibilidad … el hecho es que fuimos advertidos. Nunca hubo preguntas sobre una estación espacial o una ciudad lunar. No puedo entrar en detalles, excepto para decir que sus naves fueron muy superiores a las nuestras tanto en tamaño como en tecnología. ¡Muchacho, muy muy grandes! … y amenazantes … No, no hay dudas de que tienen allí una estación espacial. La NASA estaba comprometida en ese momento y no podía arriesgarse a que cundiera el pánico en la Tierra … Pero realmente fue una sorpresa para todos.”

Los ocupantes extraterrestres de las grandes naves estelares que intimidaban a la misión Apolo 11 no querían que la Marina de los EE.UU. estableciera bases militares en la Luna. Al impedir que la Armada de EE.UU. avance su plan de poner a 10.000 personas en la Luna, el programa NOVA llegó a un aplastante final en julio de 1969.

Le tomaría a la Marina de los Estados Unidos más de una década antes de que pudiera completar la construcción de sus primeros vehículos espaciales antigravitatorios como parte de su programa Solar Warden. Según Tompkins y otros denunciantes, los primeros grupos de batalla espacial de la Marina de EE.UU. se desplegaron a principios de la década de 1980 durante la Administración Reagan, estableciendo así una presencia de la Marina de los EE.UU. en el espacio profundo por primera vez.. ¿Que opinas al respecto? Mira el siguiente video de nuestros compañeros de Planeta Snakedos, y dejanos tu comentario más abajo!

VER ▶ La CIA desclasifica documentos de tecnología alienígena: Conoce el Proyecto CARET

© Artículo original escrito por Michael Salla para Exopolitics. Traducido por Ufo-Spain Magazine con autorización.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here