Muchos piensan que los Expedientes X no son más que el fruto de la imaginación de los guionistas de cine, y están asociados la mayoría a áreas de los Estados Unidos. No obstante, el caso que traemos hoy, ocurrido en Colombia, es uno de los casos de encuentros OVNI más famosos y desconcertantes. 

Ni la ciencia ni el Gobierno de Colombia han dado hoy explicación al misterioso caso de Arcesio Bermúdez, ocurrido el 4 de julio de 1969.

Este aterrador suceso tuvo lugar en Anolaima, muy cerca de Bogotá. Durante aquellos días se dieron avistamientos de objetos voladores no identificados en las veredas cercanas. Una noche de esas, Arcesio Bermúdez estaba en su casa de campo con varios familiares y amigos.

Eran trece personas las que se encontraban en el lugar. Mientras tanto, un pequeño objeto volador que despedía una fuerte luz, se posó sobre la finca aterrando a los presentes.

El objeto se movió de forma errática, hasta que en un momento se puso muy cerca de la casa. Arcesio se armó de valor, tomó una linterna y se fue directo a enfrentarse cara a cara con la luz que tenía todos atemorizados. Pero este hecho sería un error que pagaría bien caro. Cuando estuvo a tan sólo a un par de metros del OVNI, alcanzó a ver un pequeño y extraño ser dentro la nave.

Al llegar, el campesino apuntó con su linterna para ver lo que tenía ante sus ojos. Pero el pequeño ser extraterrestre, de manera inesperada, respondió lanzándole un haz de luz que lo expulsó por los aires e hirió gravemente.

Los días siguientes fueron una tortura para el campesino, impuesto en terribles dolores y con una deshidratación que lo iba consumiendo, hasta tal punto que, cinco días después del encuentro con lo desconocido, Arcesio pereció.

César Esmeral, uno de los doctores que le atendió, médico prestigioso que más tarde fue ministro de salud de Colombia, afirmó que lo que no podía explicar era que los días antes de morir, Arcesio registraba una temperatura tan baja que costaba trabajo creer que aún estuviera vivo.

Además, tras unas muestras de sangre que le practicó, comprobó que la sangre que extrajo de sus venas, estaba totalmente cristalizada.

Pero más inquietante aún es que, tras el encuentro OVNI, científicos, policías y militares, tras haber investigado el lugar de los hechos, guardaron absoluto silencio sobre este suceso. Por allí deambularon militares y hombres de negro que tomaron muestras de árboles, tierra y otros componentes del suelo, y estuvieron repitiendo el mismo operativo durante años, sin que se diera la más mínima explicación a los familiares y dueños de la hacienda.

Cinco años después, decidieron exhumar el cuerpo del campesino. Pero muchos afirman que su tumba se encontró vacía y que su cadáver fue robado. Otros aseguran que el esqueleto que se encontró allí era mucho más pequeño en anatomía que el cuerpo de Arcesio.

Por lo cual, concluyeron que ese cuerpo no era el de Bermúdez y que, con casi toda probabilidad, fue a parar a alguna de las agencias de investigación ornamentales que de la misma manera guardan silencio sobre lo acontecido.. ¿Que opinas? Déjanos tu comentario más abajo!

VER ▶ El terrorífico encuentro con unos “Seres de Luz” en una mina de Tenerife

Miguel Á Fuentes

1 Comentario

  1. No se por que algunos dudan de que los gobiernos ocultan grandes acontecimientos. Por eso quien llega a la presidencia o círculos grandes en cualquier país están amenazados por las grandes potencias para acallar cualquier acontecimiento, lo irónico es que ni cuando van a morir hablan de ello, ya que esa es su gloria, esa es la política. La CIA, la NASA y todas las homologas de los países de la élite mundial callan. Pueda ser que seamos tontos o iletrados políticamente para ellos pero no somos estúpidos. La ventaja de ellos es que tienen el poderío en sus manos dados por los tontos y los letrados no políticos que por esa razón no podemos unirnos y hacerlos revelar todo eso para los incrédulos. Que estúpidos, no saben que envejecen y mueren y se pudren igual que el proletariado.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here