El Instituto Nacional de Cáncer de Estados Unidos ha lanzado la esperanzadora noticia de que han conseguido curar en proceso de metástasis a cinco pacientes en fase de un tratamiento nuevo y experimental.

El Instituto Nacional de Cáncer de Estados Unidos ha difundido en un comunicado oficial, que un autotrasplante de linfocitos ha funcionado contra los tumores más letales, eliminando por completo la metástasis en el organismo de los pacientes. Aunque los expertos insisten en que esta técnica todavía está en fase experimental, ya hay al menos 5 casos concretos con una remisión total de la enfermedad, que permite mirar con algo más de optimismo el futuro de esta enfermedad.

Según los investigadores que han llevado a cabo los tratamientos de estos cinco ciudadanos que se ofrecieron voluntariamente al procedimiento experimental, estos resultados provisionales pueden ser el primer paso para encontrar la cura de algunos tumores de hígado, colon, cuello de útero o de mama. Las previsiones son optimistas y los datos esperanzadores, pero desde el Instituto Nacional del Cáncer de Estados Unidos, piden calma y cautela.

El tratamiento experimental tiene como protagonistas a los Linfocitos T. Los linfocitos T son un tipo de glóbulo blanco y forman parte del sistema inmunitario y se forman a partir de células madre en la médula ósea. Ayudan a proteger el cuerpo de las infecciones y podrían ayudar a combatir el cáncer. También se llama célula T y timocito.

El cáncer se produce por la transformación de células normales en células tumorales en un proceso en varias etapas que suele consistir en la progresión de una lesión precancerosa a un tumor maligno. Estas alteraciones son el resultado de la interacción entre los factores genéticos del paciente y tres categorías de agentes externos.

Entre el 30 y el 50% de los cánceres se pueden evitar. Para ello, es necesario reducir los factores de riesgo y aplicar estrategias preventivas de base científica. La prevención abarca también la detección precoz de la enfermedad y el tratamiento de los pacientes. Si se detectan a tiempo y se tratan adecuadamente, las posibilidades de recuperación para muchos tipos de cáncer son excelentes.

En 2013, la OMS puso en marcha el Plan de acción mundial para la prevención y el control de las enfermedades no transmisibles 2013-2020, cuyo objetivo es reducir en un 25% la mortalidad prematura causada por el cáncer, las enfermedades cardiovasculares, la diabetes y las enfermedades respiratorias crónicas de aquí a 2025.

Con esta nueva técnica que, de momento, está teniendo buenos resultados, se espera que los tratamientos por esta enfermedad dejen, al menos, de ser mortales por necesidad. Es la lacara del siglo XXI que nos ha tocado vivir y en la que todos y todas debemos luchar. Nuestro compromiso deber ser fiel y leal, porque cada vez somos más quienes tenemos que sufrir las consecuencias del cáncer directa o indirectamente.

Ojalá en 2025 podamos estar hablando de cifras esperanzadoras, de una cura factible y real. Y que seamos capaces de acabar con el terror de la sociedad moderna actual. Desde aquí, todo nuestro apoyo a quien esté luchando contra esta enfermedad y nuestros mejores deseos. Para saber más sobre esta noticia, mira este vídeo:

VER ▶ Enfermedad X: alerta sobre la amenaza desconocida que puede causar una epidemia mundial

Miguel Á. Fuentes

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here