El proyecto MK Often era un proyecto adjunto oculto del departamento de Defensa del los Estados Unidos conjuntamente con la CIA (proyecto adjunto de MKUltra). Su objetivo era ensayar los efectos comportamentales y toxicológicos de ciertas sustancias sobre los animales y humanos.

Según el periodista de investigación galés Gordon Thomas, este proyecto fue iniciado por el doctor Sidney Gottieb, jefe de los servicios técnicos de la CIA, para explorar el mundo de la magia negra y controlar las fuerzas de la oscuridad.

La investigación sobre el comportamiento ha sido transferida de Sidney Gottlieb y su división de apoyo técnico a la oficina de investigación y desarrollo (ORD). El Dr. Stephen Aldrich asumió el papel de líder, y la ORD continuó investigando las formas de controlar el comportamiento humano hasta 1979; y se lo hicieron con tecnología de la era espacial que hizo que el tiempo de MKULTRA pasara a la era del caballo y el arado. La creación de una sociedad servil no estaba fuera del alcance. Aldridge ha inaugurado la Operación OFTEN que incorporaba lo oculto y la demonología.

Los psiquiatras y los comportamentalistas del equipo de ORD exploraron el mundo de la magia negra y sobrenatural. Agentes se repartieron por todo el país en busca de adivinos, lectores de manos, médiums y videntes. Los agentes se presentabam como investigadores del Instituto de Ingeniería Científica (SEI).

Aldrich fue decano de estudios ocultos y parapsicológicos que otorgó los fondos de investigación más lucrativos de la Agencia a la Universidad de Pensilvania, para estudiar los efectos de 16 nuevos agentes de guerra bioquímica en humanos. Éstos incluían productos que provocaban asfixia, formación de ampollas y vómitos, toxinas, gas tóxico y sustancias químicas incapacitantes.

Han buscado medios para utilizar lo paranormal en el espionaje y el contraespionaje. EL ORD patrocinó trabajos en parapsicología. Junto con los servicios militares, los funcionarios de la Agencia querían saber si los médiums podían leer la mente o controlarla desde lejos (telepatía), si podían predecir el futuro (precognición), o influir sobre el movimiento de los objetos físicos, o incluso en la mente humana (fotocinesis).

En 1968 establecieron un programa conjunto, llamado Proyecto OFTEN, con la Army Chemical Corps en Edgewood (Maryland), para estudiar los efectos de varios medicamentos sobre los animales y los humanos.

El ejército ha ayudado a la Agencia a crear una base de datos informatizados para la detección de las drogas, y proporcionó voluntarios militares para algunos de los experimentos. En mayo de 1971, tres astrólogos figuraban en la nómina de sueldos, cuya tarea específica era la de predecir el futuro. En 1972, dos lectores de manos, chino-estadounidenses habían sido contratados para investigar cómo se podía desarrollar la lectura de manos para el trabajo de inteligencia. La investigación se llevó en la magia negra.

El Scientific Engineering Institute ha financiado un curso de brujería en la Universidad de Carolina del Sur. Los científicos de la CIA estudiaron cuidadosamente los resultados de las clases dedicadas a los ritos de fertilidad y a la resurrección de los muertos. Simultáneamente, se intensificó la investigación sobre la tecnología de los implantes cerebrales. Las pruebas han sido bruscamente interrumpidas en 1972, cuando el laboratorio médico de la prisión, ha sido destruido por el fuego.

En 1940, Winston Churchill habló de un mundo “más oscuro y siniestro por las oscuras luces de la ciencia pervertida”. Se refería a los nazis, pero sus comentarios se aplican a los experimentos de control mental de la CIA, que sometió a una multitud de sujetos desestabilizados mentalmente. a medicamentos psicotrópicos, privación sensorial, y a los implantes de electrodos en la búsqueda de una “fórmula mágica” para ganar la Guerra Fría.

VER TAMBIÉN ▶ El Proyecto “RedSun” y las misiones secretas a Marte (Video)

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here