Durante la tarde-noche del sábado 15 de diciembre y las primeras horas del domingo el volcán Popocatépetl registró explosiones de aproximadamente 2.5 kilómetros de altura y dos sismos.

El Centro Nacional de Prevención de Desastres (Cenapred) exhortó a la población a mantenerse alejada del volcán y sobre todo al cráter, por el peligro que implica la caída de fragmentos balísticos. Agregó que en caso caso de lluvias fuertes, será mejor alejarse de los fondos de barrancas por el peligro de deslaves y flujos de lodo.

El Cenapred informó que en las últimas 24 horas el coloso de fuego registró cinco explosiones y 147 exhalaciones acompañadas de vapor de agua, gas y ligeras cantidades de ceniza. También fueron registrados dos eventos volcanotectónicos ocurridos a las 09:33 y a las 19:39 horas, con magnitud preliminar Mc 1.5 y 1.8 respectivamente.

Las tres primeras explosiones ocurrieron ayer. El día de hoy se registraron otros dos estallidos, uno durante la madrugada y otro por la mañana. La última explosión tuvo una altura aproximada de 2.5 kilómetros con dirección hacia el noreste.

“Al momento de este reporte se observa una ligera emisión de vapor de agua y gas que los vientos dispersan en dirección preferencial hacia el este-noreste”, informó la institución, antes de publicar el reporte a las 11 de la mañana.

El semáforo volcánico se mantiene en amarillo fase 2 y la institución mencionó que los escenarios previstos para esta etapa son la continuación de la actividad explosiva de escala baja a intermedia, lluvias de ceniza leves a moderadas en poblaciones cercanas y posibilidad de flujos piroclásticos y flujos de lodo de corto alcance.

Las autoridades pidieron a los habitantes que viven en zonas aledañas mantener un radio de seguridad de al menos 12 kilómetros.

Este volcán ubicado en el centro del país se encuentra activo y está considerado como uno de los diez más peligrosos del mundo. Científicos de la Universidad de Manchester han señalado que se trata del quinto volcán en riesgo de entrar en erupción en los próximos años.

Según información de la Dirección Nacional de Protección Civil, en los 25 kilómetros que rodean al coloso actualmente habitan más de 380.000 personas.

El mapa de riesgo actualizado elaborado por investigadores de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) señala que cinco estados del país son los más vulnerables ante una erupción: Estado de México, Puebla, Morelos, Ciudad de México y Tlaxcala.

La alerta amarilla indica a la población en zonas cercanas estar atenta y prepararse para una posible evacuación. Estaremos atentos para poder ofrecer más información.

VER TAMBIÉN ▶ La catástrofe climática ya está aquí (Video)

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here