En el exterior del museo del Louvre, Paris, Francia, hay una gran estructura piramidal, construida con vidrio dentro de un marco de metal. Terminado en 1989, marca la entrada al museo más famoso de Francia y del mundo.

Pero aparte de ser una impresionante obra arquitectónica, también es el centro de teorías conspirativas, las cuales dicen que la pirámide fue un proyecto encargado por el entonces presidente François Mitterrand, y que se utilizaron precisamente 666 paneles de vidrio en su construcción.

Esto, en verdad, se confirmó mediante un boletín oficial publicado en la época de la construcción de la pirámide, que citó en dos casos que se debían usar 666 porciones de vidrio en la estructura completa.

Sin embargo, la enigmática pirámide se hizo más popular gracias a la novela de Dan Brown titulada “El código Da Vinci”, en el que el personaje principal Robert Langdon habla sobre el extraño deseo del presidente Mitterrand de tener una pirámide de vidrio de 666 paneles construida en el exterior del museo más famoso del mundo.

No es necesario comentar las connotaciones infernales, las conspiraciones y las sociedades secretas del número 666. Sin embargo, es en este punto que nos lleva a la primera controversia sobre la pirámide del Louvre y su papel como un “punto de poder” de los Illuminati.

El mismo boletín mencionado anteriormente, que declaraba haberse utilizado 666 paneles en la construcción, también proporcionó datos contradictorios. De hecho, se utilizaron 672 paneles de vidrio. Sin embargo, esto se contradice aún más con los propios registros del Louvre, que citan que en realidad fueron 673 paneles, compuesto por 603 formas de rombo de vidrio, así como 70 triángulos más pequeños.

Pero hay quien los ha llegado a contar, y asegura que el número total son 689 paneles de vidrio separados, confirmado por la oficina de Ieoh Ming Pei, el arquitecto que diseñó la pirámide y, en consecuencia, el primer constructor extranjero que trabajó en el Louvre.

Entonces, según la versión oficial, el número paneles totales en la pirámide de Louvre seria 689, y el boletín que decía que eran “666” fue un error de transcripción. O por lo menos esto fue lo que quisieron divulgar, ya que los principales medios de comunicación francés informaron sobre la relación de la pirámide y el número de la bestia, asociado directamente con Satanás.

Pero hay mucho más, ya que son muchos los ingenieros que aseguran que es complemente imposible contar los paneles debido a que los puntos de la pirámide sobre el suelo y su parte inferior reflejada, construida para reflejar la luz hacia arriba en la estructura primaria, están ligeramente desplazados entre sí.

Todo parece indicar que la pirámide de Louvre es mucho más que una obra arquitectónica y son muchos los teóricos de la conspiración que aseguran que realmente se trata de un “punto de poder” Illuminati. Como hemos comentado en MEP, a fines del siglo 18 d.C., un grupo de pensadores progresistas fundaron una sociedad secreta en Baviera (parte de la Alemania moderna), calificándose de perfectibilistas. A lo largo de los años, la sociedad secreta fue adquiriendo varios nombres, uno de las cuales fue la Orden de los Illuminati.

Los Illuminati, junto con sus asociados, los masones, han apoyado la ciencia durante mucho tiempo y se han opuesto a los reinados restrictivos de la Iglesia cristiana. Como tales, a menudo han sido calificados como adoradores del anticristo y satánicos. De acuerdo con las teorías conspirativas actuales, los Illuminati todavía existen y se muestran a través símbolos, uno de los cuales es la pirámide. Estas señales están en todas partes, lo que demuestra el control de Illuminati sobre los sectores financieros, educativos y políticos de todo el mundo.

¿Y por qué la pirámide? Los expertos en la materia dicen que las 13 capas de la pirámide simbolizarían las 13 líneas de sangre de los Iluministas. Además, la sólida construcción de una pirámide refleja de nuevo la sólida organización de los Illuminati. Dentro de la llamada regla de organización de arriba hacia abajo, la élite se encuentra arriba. La parte media simboliza las diferentes capas de la sociedad. La gente común, que está controlada por la parte superior, pertenece a la capa inferior.

Incluso hay quien va más allá al asegurar que la verdadera razón de la relación entre las pirámides y los Illuminati es por su poder energético. Se basan en que las formas piramidales pueden generar energía que produce efectos sorprendentes. Cada vez son más los científicos que aseguran como una pirámide puede alterar todo lo que haya entre las paredes energizadas.

La forma especial de la pirámide es como la forma especial de un violín: el sonido de un violín resuena; una pirámide resuena energía. Además, se dice que los líderes Illuminati realizaron rituales oscuros en el interior de la pirámide de Louvre justos después de su inauguración el 29 de marzo del año 1989.

La verdad es que podríamos continuar comentado la relación entre la pirámide de Louvre y su relación con Rennes-le-Château, aunque eso es otra historia. Lo que está claro es que todo parece indicar que Louvre es un lugar realmente importante para la élite globalista y su oscura agenda. ¿Algún día sabremos la verdad sobre la pirámide de Louvre? Mira el siguiente video y déjanos tu comentario más abajo.

VER TAMBIÉN ▶ El último Secreto de la Mona Lisa: ¿Un Alien en su Interior? (Video)

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here