Las observaciones realizadas con el Telescopio Espacial Hubble de NASA revelan que la atmósfera de TRAPPIST-1 G es diferente de su entorno, lo que significa que es muy probable que sea un mundo rocoso similar a la Tierra.

Hannah Wakeford, investigadora del Space Telescope Science Institute, en Baltimore, comentó en un comunicado: “Esta atmósfera no es con la que nació. Una atmósfera natal sería rica en hidrógeno, que los investigadores no verían. En cambio, ha ido cambiando por diferentes procesos. La actividad atmosférica y geológica podría haber jugado un papel importante en los cambios”.

Wakeford y sus compañeros utilizaron el Hubble para estudiar TRAPPIST-1 g, el sexto planeta de la estrella. Anteriormente habían sondeado las atmósferas de los primeros cinco planetas, identificadas por las letras ‘b’ hasta la ‘f’, y encontraron que los cinco planetas carecen de las atmósferas masivas de hidrógeno que poseen los gigantes de gas, lo que las hace más propensas a ser rocosas.

Su estudio anterior no había sido lo suficientemente preciso para determinar si TRAPPIST-1 g transportaba o no su atmósfera original. Wakeford dijo: “G fue el último signo de interrogación en eso. Al igual que sus hermanos y hermanas, no contiene una atmósfera primordial. Tiene una atmósfera evolucionada”.

Los astrónomos también examinaron la atmósfera del planeta en sí, confiados en que podrían explicar las señales moleculares provenientes de la estrella. Pudieron descartar la gran atmósfera de hidrógeno hinchada alrededor de g que habría sugerido que era un gigante gaseoso en lugar de un mundo rocoso cuyo aire había sido cambiado por procesos geológicos y atmosféricos.

Wakeford dijo: “Eso realmente confirma la verdadera naturaleza terrestre de este planeta”. El equipo también utilizó sus medidas para calcular el radio del planeta en 1.124 veces el radio de la Tierra, lo que le da una densidad justo debajo de la de nuestro planeta. Esto confirma que TRAPPIST-1 g es un mundo rocoso.

Con seis de los planetas fuera del camino, los astrónomos esperan volver su atención al séptimo y último objeto, TRAPPIST-1 h. Planean estudiar el planeta durante el verano de este 2019. ¿Qué opinas al respecto? Déjanos tu comentario más abajo.

2 Comentarios

  1. Por mas que busquen jamás encontrarán nada . Porque están buscando en lugares equivocados . Fantaseando. Lean la biblia y verán la realidad. Dence la oportunidad de ser libres conociendo la verdad.

  2. Muy bello comentario del planeta que puede ser igual o casi igual a la tierra, pero veo una gran dificultad como explica el comentarista, es casi imposible llegar a el y quizas en un futuro en cientos de anos eso podria ser possible. Porque perder el tiempo hacienda estas exploraciones que no nos conducen a nada possible… Mejor ocupariamos el tiempo de estos cientificos e investigadores en develar los muchos misterios, civilizaciones ocultas en nuestra tierra, continents sumergidos en decenas de miles de anos atras que nos podrian develar muchos mas misterios. NO LO CREEN?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here