Un telescopio ultravioleta instalado en el satélite ruso Lomonosov ha registrado “explosiones” de luz en la atmósfera del planeta, cuya naturaleza física no se ha explicado hasta el momento.

Este telescopio de rayos ultravioleta, instalado en el satélite ruso Lomonósov, detectó en la atmósfera terrestre unas “explosiones de luz” de origen desconocido, declaró en una entrevista concedida a Sputnik el director del Instituto de Física Nuclear de la Universidad Estatal de Moscú, Mijail Panasiuk.

“Parece que se trata de unos nuevos fenómenos físicos (…) todavía no sabemos cual es su naturaleza física”, dijo el científico.

Explicó que a la altura de unas decenas de kilómetros, el satélite Lomonósov registró varias veces “una explosión muy fuerte de luz” mientras debajo de esta no hubo nada, ni nubes ni tormentas. “¿Qué causa la explosión? Es una cuestión abierta”, dijo Panasiuk.

Al mismo tiempo el físico apuntó a la presencia de otros fenómenos luminosos en la atmósfera terrestre y parte de ellos es bastante conocida, son los llamados sprites, descargas eléctricas que se producen en mesosfera y termosfera, y elves, emisiones de luz en la parte superior de una nube de tormenta.

El científico señaló que registrar los rayos espaciales no es una tarea tan fácil puesto que existe la contaminación lumínica. Destacó que el telescopio registra las luces artificiales urbanas, lo que por supuesto impide hallar unas huellas de sustancias espaciales.

VER TAMBIÉN ▶ Descubren un agujero negro del tamaño de Júpiter merodeando la vía láctea

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here