Los crecientes y violentos disturbios en Haití desde el pasado 7 de febrero tienen al país en una crisis humanitaria. Pero ningún medio de comunicación “mass media” lo ha mostrado las noticias, ¿por qué?

Son muchas las organizaciones que trabajan en la reconstrucción del país, que no termina de salir del desastre tras el terremoto sufrido en 2010, una crisis económica, las corrupción política y las movilizaciones violentas en las calles que mantienen el país paralizado.

Haití enfrenta una crisis socioeconómica debido a la devaluación de su moneda frente al dólar. La carencia presupuestaria que alcanzó, entre los pasados meses de octubre y enero, más de 128 millones de dólares. Detrás de la sonrisa de muchos poderes occidentales, se oculta también la hipocresía histórica de prohibir a ésta república negra su desarrollo.

Las maniobras fueron claras: alerta roja, severo embargo, interdicción de productos haitianos en sus mercados, injerencia política, la ocupación estadounidense de 1915 a 1934 que favoreció matanza, trabajo penoso, aniquilación de las instituciones y finalmente la ocupación ONU de 2004 que continúa hasta hoy.

Pero una de las cuestiones claves de la situación que atraviesa Haití, es que es uno de los países más tocados por el cambio climático y sufre ciclones.

El impacto que tienen estos eventos sobre el país no es el mismo que tienen en otros países que tienen unas infraestructuras mejores, con una población más preparada, y esto provoca muchos daños materiales, daños en la producción agrícola y daños también en las en las casas, en las vidas de la de la población.

Desde el terremoto de 2010 se han producido otros eventos catastróficos como el huracán Sandy en 2014, una grave crisis por los efectos de El Niño que llevaron al país a una carencia de agua y una caída de la de la producción, el huracán Matthew en 2016 o la sequía que ha dejado a más del 40% de la población en una situación muy grave de seguridad alimentaria.

A esto se debe sumar la inestabilidad política que ha dado lugar a descontento de la población y a unas manifestaciones que siguen dando desde que el presidente electo tomó el cargo.

Ahora piensa, ¿donde están las demás potencias mundiales? ¿por qué Venezuela sí, pero Haití no? ¿por qué no se habla de los centenares de heridos ahora mismo en este país? ¿será que la clave de todo es algo llamado “petróleo” o “recurso natural”, cosas que Haití carece?

VER TAMBIÉN ▶ Venezuela podría detonar la Tercera Guerra Mundial, según ésta profecía

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here