Actualmente la población mundial es de 7.653 millones de habitantes a día de hoy, y conformado por 193 naciones, actualmente registradas por la Organización de las Naciones Unidas.

¿Alguna vez te has preguntado qué intereses se mueven para que nos encontremos siempre al filo de los dos últimos minutos de ese reloj elitista que mueven sus manecillas hacia el fin del mundo? Ellos tienen la maquinaria y la potencia armamentística la que se ha incrementado dramáticamente.

Y si agregamos los medios y métodos de guerra (convencionales, nucleares, cibernéticos, drones, etc.) tenemos el potencial militar para destruirnos por completo. Hay 136 países que cuentan con un ejército regular, y en total en el mundo hay 58,4 millones soldados activos e inactivos.

Aunque los patrones de comportamiento a lo largo del siglo veinte dictaron formas cruentas de guerra, parece que ahora es suficiente con que las potencias nucleares simplemente aprieten un interruptor y disparen sus misiles.

Pero parece no importar que el mundo haya estado expuesto y continúen sufriendo un sin número de catástrofes como los habidos en estos dos últimos años, que han detonado en las naciones afectadas tensiones sociales. Además de otros eventos naturales o inducidos como el hambre o la migración habidos en algunos países.

No han bastado estos acontecimientos que afectan al mundo completo, con la presentación de erupciones volcánicas por demás extrañas y sismos en el Anillo de Fuego y en lugares de baja sismicidad, a lo que son reducidos en su magnitud, tormentas que ahora son devastadoras e inundan lugares de los que no era frecuente su presentación.

¿Los planes de la elite no están funcionando como debieran y buscan detonar un conflicto regional o mundial para la reducción de la población? Entonces, lo que está pasando parece no importar a los gobiernos, donde “las catástrofes y las migraciones” son un factor que se suma a los frentes de la elite para sentar bases en un escenario de guerra que puede ser devastadora.

Robert Farley, profesor y científico de la Escuela de Diplomacia y Comercio Internacional de Patterson en el estado estadounidense de Kentucky, señaló que nuevas circunstancias están ocurriendo en nuestro planeta como en el lejano Oriente y Latinoamérica y ahora el rechazo total de Rusia al orden internacional.

La negativa de Moscú a aceptar incondicionalmente cualquier política occidental, especialmente la que consideran dirigida contra los intereses vitales de su seguridad que podría provocar un enfrentamiento a nivel mundial sin precedentes. Una amenaza con sus misiles nucleares a Estados Unidos.

Como sucedió el domingo 24 de febrero de 2019 cuando se emitió un programa agresivo donde identificaba bases militares estadounidenses. Así podría atacar con misiles hipersónicos en cinco minutos si se produce una guerra nuclear entre los dos países. Y esto se produce después de que Rusia está lista para una nueva crisis luego de que el presidente de Estados Unidos suspendiera el tratado de control de armas nucleares.

Rusia argumenta que Estados Unidos quiere desplegar misiles nucleares de alcance intermedio en Europa, que están prohibidas. O que se vería obligada a responder con misiles nucleares hipersónicos en submarinos cerca de las aguas estadounidenses. Sin embargo, Estados Unidos ha negado que vayan a desplegar tales misiles en Europa y ha considerado la nueva amenaza como propaganda falsa.

Algunos analistas han considerado esta amenaza como una forma de protegerse ante los últimos movimientos de Estados Unidos. Al parecer, este presidente es consciente de que puede ser considerado como uno de los peores de la historia, por lo que habría decidió derrocar a dictadores que aún se resisten a los cambios sociales.

Consiguió derrocar, en parte, al de Corea del norte y le estaría a punto de pasar al presidente de Venezuela y su siguiente objetivo sería el presidente de la federación rusa. Aunque no es la primera vez que Rusia amenaza a Estados Unidos.

Durante el discurso anual en la Asamblea Federal de Rusia, el pasado año, Putin presentó un vídeo de armas nucleares “invencibles”. En esta simulación caían múltiples ojivas nucleares contra el estado más meridional de Estados Unidos. ¿Qué se esconde en este juego de palabras, pero aún no de acciones, entre estas dos potencias nucleares?

VER TAMBIÉN ▶ Japón lanza Satélite capaz de bombardear la Tierra con meteoritos artificiales

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here