El caprichoso juego de luces producido por el sol que se asoma entre las nubes sobre la ciudad costera de Agropoli, en Italia, formó lo que muchos igualaron por pareidolia a la silueta de Jesús.

«Estaba encantado por la vista. No suelo compartir fotografías en las redes sociales, pero cuando tomé esta sentí instantáneamente que otras personas debían verla, ¡porque es muy hermosa!», dijo Alfredo Lo Brutto, quien capturó la escena el pasado viernes.

La silueta creada tiene un aspecto similar a la del Cristo Redentor, la icónica estatua de Jesús de Nazaret con los brazos abiertos y mirando a la ciudad de Río de Janeiro, Brasil.

Después de que Alfredo la publicara en Facebook con el título “El Cristo de la luz sobre el mar de Agropoli”, la imagen se volvió viral, y muchos afirmaron que se trataba de una señal divina.

Sin embargo, esta no es la primera vez que aparece la figura de Jesús en las nubes. En abril de 2017, cientos de personas vieron la figura de Cristo entre las nubes sobre Manizales, la capital del departamento de Caldas, Colombia, una semana después de que un deslizamiento de tierra devastara el municipio.

El misterioso fenómeno en las nubes ocurrió sobre el cerro Sancancio, siendo toda una bendición para aquellos habitantes que perdieron sus hogares, seres queridos y pertenencias en el desastre natural.

Los más escépticos dicen que la imagen de Alfredo es un claro ejemplo de pareidolia, un fenómeno psicológico que consiste en reconocer patrones significativos (como caras) en información aleatoria.

Un buen ejemplo de la pareidolia y su conexión con las imágenes religiosas es la Sudario de Turín, una tela de lino con la imagen de un hombre, que algunos creen que es Jesús, que parece haber sufrido un trauma físico compatible con la crucifixión.

Pero esto no evita que cientos de personas crean que la foto de Alfredo Lo Brutto muestra con toda claridad una señal divina, un mensaje a toda la humanidad de que no estamos yendo por el camino correcto y que no debemos dejar llevar por los impulsos de ira y odio que están asolando a toda la humanidad, lo que nos llevará directamente hacia el final de los días.

Son muchos los que aseguran que estas manifestaciones son claras evidencias de que el Apocalipsis se está cumpliendo y que estamos a punto de “abrir el séptimo sello”.

¿Qué opinas sobre la imagen? ¿Se trata de una manifestación divina? ¿Una señal del fin de los tiempos? ¿O eres de los que cree que se trata de un claro ejemplo de pareidolia? Déjanos tu comentario más abajo.

VER TAMBIÉN ▶ La “cara” de Marte fue predicha y dibujada en un cómic de 1958

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here