La noche en el sur de California se encendió el pasado martes con una inusitada potencia: miles de rayos cayeron en pocos minutos en la región de Santa Bárbara y Los Ángeles. Los cielos allí estallaron literalmente con un poder eléctrico formidable.

De acuerdo al periódico Los Angeles Times en tan solo cinco minutos cayeron casi 1.500 rayos en esa región costera de California y, en total, cerca de 2.200 estallidos eléctricos se habrían registrado en la zona esa noche tormentosa, según CNN.

La razón de tal inusual concentración de rayos ha sido atribuida a un fenómeno conocido como el ‘río atmosférico’. De acuerdo al portal Accuweather, un río atmosférico es el movimiento de una gran cantidad de humedad tropical en el aire que es movida con rapidez y a gran escala por fuertes vientos.

Y la masa de vapor de agua que esos ríos atmosféricos acarrean puede ser considerable y equipararse a la que, por ejemplo, lleva el río Mississippi en su desembocadura.

Los ríos atmosféricos, así, son relativamente frecuentes en el sur de California (en la presente temporada, que comenzó en octubre pasado, se han registrado ya 20, de acuerdo a The Washington Post) y provocan fuertes lluvias, incluso inundaciones en tierra.

Y la gran cantidad de rayos se debe, de acuerdo a expertos, a que una enorme cantidad de aire húmedo en movimiento causa inestabilidad atmosférica: la fricción de todo ese gran río atmosférico es muy poderosa, y tal como sucede con la electricidad estática que se acumula cuando algo roza con cierta intensidad otro objeto, se provoca una corriente eléctrica. En ese caso de enormes dimensiones y con una frecuencia y poder mayúsculos.

Y aunque al parecer no se registraron víctimas a causa de esa intensa tormenta eléctrica y de las lluvias de su río atmosférico, sí se declaró una alerta en la región, y hubo algunos deslaves. Incluso, según informó el USA Today, un avión de la aerolínea Delta Airlines que despegó del aeropuerto de Los Ángeles con destino a Seattle fue alcanzado por un rayo en pleno vuelo. Para fortuna, nadie a bordo resultó lesionado y el avión pudo regresar sin mayor problema a Los Ángeles.

Pero el susto fue sustantivo. La maravilla de la tormenta de rayos y su río atmosférico subyacente causó ciertamente inquietud y fascinación a la vez y puso la imaginación a navegar y echar chispas en el sur de California.. ¿Qué te parece? Mira el video y déjanos tu comentario más abajo.

VER TAMBIÉN ▶ Pánico en Venezuela: Apagón histórico en todo el país (Video)

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here