Las autoridades de Malasia han ordenado el cierre de 111 escuelas en el estado sureño de Johor por una presunta filtración química que ha envenenado a más de 200 niños y maestros.

La escuela primaria de Pasir, en el estado sureño de Johor, se ha convertido en un hospital improvisado para poder atender a cientos de intoxicados por una filtración química que provocado el cierre de más de 100 colegios.

Las autoridades de Malasia han cerrado 111 colegios después de que una fuga química provocara el envenenamiento de cerca de 200 niños y profesores, que han tenido que ser sometidos a tratamiento médico, según ha informado el Ministerio de Educación.

Según datos oficiales, el número de escuelas cerradas ha pasado de 13 a 111 en tan sólo un día. Las autoridades creen que el envenenamiento ha sido causado por un vertido tóxico a un río cercano a los colegios, en el sur del estado de Johor.

“Basándonos en la situación actual y las advertencias del comité de gestión de desastres del estado, el Ministerio de Educación ha decidido cerrar los 111 colegios del área de Pasir Gudang inmediatamente”, ha explicado el ministro de Educación, Maszlee Malik.

Poco antes, Maszlee aseveró en su cuenta oficial de Facebook que la situación “se está volviendo cada vez más crítica”. El número de afectados ha aumentado a 207. El lunes, 44 personas se encontraban hospitalizadas en relación con el caso, seis de ellas en la unidad de cuidados intensivos. Al menos 33 son alumnos.

Estaremos al tanto de las novedades en ésta terrible noticia.

VER TAMBIÉN ▶ Alerta en EE.UU. por la propagación del ‘virus zombie’ de los ciervos (Video)

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here