¿Alguna vez te has preguntado donde se originó la vida? La enseñanza del origen de la vida, en la escuela se limitaba a que te dijeran simplemente sucedió hace unos tres mil quinientos millones años en un momento en el proceso de formación de la Tierra.

Y otra, es la que defiende de que la materia orgánica pudo haber llegado desde el espacio. Pero las cosas no son tan simples como estas dos hipótesis. Todo provino de un caldo primigenio en que se formó el primer aminoácido que formaría una proteína hasta llegar a la primera cadena de Ácido.

O de que se originó tras la caída de cometas o asteroides que dejaron una huella de vida que se fue transformando con el tiempo. Y dentro de todo esto habrá sido un evento único, o que inusitadamente haya vida en planetas similares a la Tierra.

Sin embargo, aún no se define con certeza como comenzó la vida aquí. En realidad, los científicos y los gobiernos del mundo ocultan las suficientes pruebas para derrocar viejas ideas de cómo se inició la vida. Estamos sometidos a estas dos hipótesis y a la de las creencias religiosas.

La norma de que todo es estrictamente irrefutable para seguir creyendo que venimos del mono. Aunque el ancestro común que originara al hombre aún no se ha descubierto, y es lo que se conoce con el nombre mítico de “eslabón perdido”.

Entonces, que pensarías si nosotros somos los extraterrestres que estamos buscando desde hace tiempo. ¿Alguna vez pasó esta idea en tu cabeza? Esta idea la propone el ecologista el Dr. Ellis Silver que nuestra especie no es nativa de la Tierra y que es muy posible que hayamos venido de otra parte.

Argumenta, a través de la psicología humana, que la humanidad no evolucionó junto con otras formas de vida. Que llegamos a vivir en un planeta diferente a la Tierra. Y fuimos traídos a este lugar en un pasado remoto.

Esto se demuestra con las diferencias genéticas comprobables de 223 genes adicionales que no se encuentran en ninguna otra especie, además de otros 53 factores que nos indican que podríamos haber evolucionado fuera de la Tierra.

Como la presencia de ciertas enfermedades crónicas que comienzan desde la juventud, como el simple dolor de espalda y el problema de alergias alimentarias, esto es un fuerte indicativo de no somos originarios de este planeta.

Además de un reloj biológico que ha evolucionado para vivir con un dia de 25 horas, según los especialistas del sueño y no con 24. Asimismo, indica que fuimos traídos en un rango de 60 mil a 200 mil años.

La Tierra satisface nuestras necesidades como especie, pero tal vez no tan fuertemente, por la presentación de ciertos padecimientos. Así, tendrá este estudio, la suficiente fuerza para derribar las dos hipótesis, la primigenia y la del origen espacial. Se podrá contra la teoría darwiniana, y dejar ésta, ante la falta del eslabón perdido.

Y como asegura el Dr. Ellis Silver, de que somos venidos de otro planeta. Entonces ¿Porque estamos aquí, como y cuando llegamos? ¿Pero, habrá que sustentar la teoría primigenia y evolutiva de las otras especies animales y vegetales, así como el fundamento básico de la vida microbiana? Mira el siguiente video para obtener más información, y déjanos tu comentario más abajo.

VER TAMBIÉN ▶ Estrella se “apaga” durante un día: ¿otra megaestructura alienígena?

1 Comentario

  1. Ya lo había planteado de otra manera Ray Bradbury en su libro “Cronicas Marcianas”, a través de la ciencia ficción, y hoy es un hecho más sólido que una novela, y no deja de ser asombroso!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here