Dos personas y un secreto. Así, comenzó una de las más grandes conspiraciones contra la corrupción de un régimen que sigue creciendo..

Pero si halláramos a un hombre de principios, un denunciante dispuesto a revelar esos secretos, solo él, podría derribar al más represivo de los regímenes. Ayer, 11 de abril de 2019, Julián Assange fue detenido por la policía británica.

Desde el interior de la embajada de la republica de Ecuador, y sumada a la autorización de su presidente Lenin Morero, permitió esta acción que resulta en la afectación a los derechos civiles de una persona que solicitó, hace casi siete años, asilo politico.

Los críticos de Assange pueden estar alegres, pero este, es un momento oscuro para la libertad de prensa” dijo, Edward Snowden.

Recordemos que, en 2010, Julián Assange, de nacionalidad australiana, se coordinó con Chelsea Manning para acceder a material clasificado del Gobierno. Así, filtraron, en el portal WikiLeaks, más de setecientos mil documentos clasificados, lo que supuso un revés al gobierno norteamericano.

La acusación, dada a conocer este jueves, implica que Estados Unidos considera que Assange no fue un mero receptor de dichos documentos, sino que colaboró de manera activa para lograr el acceso a los mismos.

Así, Julián Assange de 47 años, fue arrestado conforme al acuerdo de extradición entre Estados Unidos e Inglaterra, debido a su implicación en una acusación federal por conspiración para acceder a información clasificada. Chelsea Manning descargó esos informes clasificados y los transfirió a WikiLeaks.

Por otro lado, el portal WikiLeaks denunció que Assange era víctima de una vasta operación de espionaje dentro de la Embajada, diseñada para lograr que el activista fuera extraditado a EE.UU.

Este jueves, el presidente de Ecuador, Lenin Moreno, anunció que su país tomó la decisión “soberana” de dar por terminado el asilo a Assange. Una vez expulsado, fue arrestado por la policía británica y permanece bajo custodia en una comisaría del centro de Londres.

Desde hace un año, bajo el Gobierno de Moreno, comenzaron las restricciones para su permanencia en la Embajada de Quito, en Londres.

Pese a que, en diciembre de 2017, Ecuador otorgó la ciudadanía ecuatoriana a Assange, quien lo solicitó, tras permanecer más de cinco años en la embajada. El gobierno de Ecuador anunció también que los efectos de este documento quedaban suspendidos.

Así, a Julián Assange, le fueron retirados sus derechos como ciudadano ecuatoriano. Dentro de la embajada que también se le negó el uso de computadoras y celulares desde marzo del 2018.

¿No te parece que está comenzando, de manera paulatina, el sometimiento a nuestra libertad de expresión? Depende de nosotros abrir nuevas brechas para continuar en la divulgación de las noticias, sea como sea, creo que no debemos rendirnos.

Los grandes medios de comunicación desean este poder con el objetivo de que los usuarios paguen por la información, la que previamente pasará por el filtro de la censura.

Querrán vernos sometidos, pero no debemos permitirlo. Hay que recordar que, desde su inicio, Internet tuvo y tiene una línea horizontal que, ellos pretenden hacerla vertical.. ¿Qué opinas? Mira el siguiente video y déjanos tu comentario más abajo.

VER TAMBIÉN ▶ Expediente Snowden: Revelaciones de vigilancia mundial, extraterrestres y el control total (Video)

2 Comentarios

  1. ¿Cuánto dinero les costó a Inglaterra y a USA? Lenin Moreno es un traidor, le jugó sucio! Le quitó un derecho que ya tenía Assange! Si hablamos de derechos humanos violados allí está un buen ejemplo! Las embajadas ahora ya no son los lugares que te protegían, son cárceles temporales al servicio del país en el q están! Qué Dios libre a Ecuador de éste presidente vendido, porque así lo hará con su pueblo!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here