Michio Kaku es un físico teórico especialista en la teoría de campo de cuerdas que fascina a sus seguidores (y escandaliza a sus detractores) con unas predicciones basadas en los pasos de la ciencia actual.

Algunas de sus tesis son tan impactantes que uno tiene que revisar su currículum para no pensar que está ante un echador de cartas que lee la buenaventura en una tele local en horario de madrugada. Admirador de Isaac Asimov y buen jugador de ajedrez, este hombre ha llevado la divulgación científica al prime time televisivo y a las listas de los libros más vendidos.

La carrera de Michio Kaku parece un telefilme dedicado al sueño americano. El guion es fascinante: un adolescente de familia humilde que, aún en el instituto, construye en el garaje de sus padres un colisionador de partículas atómicas de más de 200 kilos capaz de crear un campo magnético 20.000 veces más potente que el de una persona. Su objetivo es generar un haz de rayos gamma con la suficiente potencia para crear antimateria.

Con semejante proyecto escolar, Michio Kaku se presenta en la feria de ciencia de Albuquerque, Nuevo México, y deja boquiabierto a Edward Teller, padre de la bomba de hidrógeno. Una carta de recomendación de este científico permite que, en 1968, Kaku obtenga una beca de la Universidad de Harvard. Así empezó todo.

Kaku, que ahora luce su melena blanca como una constelación del horóscopo, hablará sobre el futuro de la humanidad próximamente en Barcelona, en The Ufology World Congress, un evento que no te puedes perder, para más info puedes hacer CLICK aquí.

Cuando se le pregunta por el futuro de nuestra raza, él responde: “Nuestro futuro depende de la exploración del espacio. Los dinosaurios no tenían programa espacial, por eso no están aquí hoy. Nosotros, sí. Piense que el 99,9% de las especies que han pisado la Tierra desde que se formó se han extinguido”.

“La extinción es algo normal en la naturaleza. Si nosotros somos la excepción es porque tenemos cerebro. Por ello considero inevitable que, en algún momento, afrontemos una crisis de supervivencia que podría ser climática, derivada de una guerra nuclear o provocada por una pandemia”.

“Necesitamos una póliza de seguros y el espacio es la salvación. Estamos empezando una segunda era dorada de los viajes espaciales. La primera se desarrolló con el Programa Apolo, cuyo presupuesto en 1966 equivalía al 5% del PIB de Estados Unidos, una cifra que hoy es inasumible”.

“Pero en estos años los costes se han derrumbado y hay empresas privadas y países que no son superpotencias que invierten en programas espaciales. En esta nueva era son los billonarios de Silicon Valley los que van a pagar la factura”.

“Muchos de sus inversores tienen una visión y por eso gastan tanto dinero. Por ejemplo, Elon Musk ha soñado con viajes interplanetarios desde que era niño. Por su parte, Jeff Bezos, el hombre más rico del mundo, quiere que la Tierra sea un jardín, que la industria pesada salga fuera de la atmósfera”.

“En los 60 teníamos una: ganar a los rusos. Y triunfamos. Luego todo se desmoronó. La NASA no sabía donde ir, carecía de incentivos. Ahora hay dinero nuevo e ideas nuevas. Pronto ir a la Luna no será raro y habrá atascos de tráfico por culpa de los transportes privados”.

“Musk dice que los robots terminarán reemplazándonos mientras que Zuckerberg considera que nos aportarán prosperidad. Considero que su uso beneficiará a la economía pero que no hay que ser naif, en algún momento se pueden volver autosuficientes. He entrevistado a los mejores ingenieros de robots del mundo y reconocen que ahora los prototipos tienen una inteligencia muy básica. Pero esto cambiará rápidamente. Evolucionarán”.

“Pronto tendrán la inteligencia de una rata, luego la de un perro… Cuando lleguen a la del mono tendremos que preocuparnos, eso sí será peligroso porque los monos son conscientes de que no son humanos”.

Cuando se le pregunta sobre si esta era supertecnológica de viajes interestelares cambiará la visión del ser humano sobre Dios y las religiones, Kaku es muy claro al responder:

“La invención del telescopio tuvo implicaciones religiosas porque la gente buscaba el paraíso en el cielo. Hoy ya nadie habla ya del cielo como un lugar físico. En 1600 Giordano Bruno fue quemado en la hoguera por haber dicho, entre otras cosas, que podría haber otras civilizaciones en el cosmos”.

“Esta tesis era una amenaza para la Iglesia porque provocaba preguntas que antes no se habían hecho: ¿tendrían los extraterrestres un Papa? ¿Creerían en la Santísima Trinidad? Cuando Galileo fue juzgado ya declaró que la ciencia tiene que saber hacia dónde van los cielos mientras que la Iglesia es la encargada de enseñar cómo entrar en el cielo. Ahí está el matiz. Obviamente, desde entonces la Iglesia ha madurado mucho. No hay conflicto ni lo habrá”.

Kaku además predice avances que derrotarán a la muerte. Cuando habla sobre el tema, es muy consciente de que el ser humano estará preparado para asumir la inmortalidad en un futuro.

“En primer lugar habrá una inmortalidad digital, ya que se sabrá todo sobre uno. Se creará un avatar con toda nuestra información -nuestra huella digital- con fotos, correos, conversaciones… Será una especie de biblioteca del alma. Algún día, en lugar de leer un libro sobre Churchill hablaremos con él. Imagine que además de toda su información fuéramos capaces de reproducir su cerebro neurona a neurona. Respecto a una inmortalidad física, ésta llegará gracias a la manipulación genética. Nuestros genes se podrán reparar con la facilidad con la que un mecánico hoy arregla un motor”.

Para concluir, considera que debemos evitar cualquier contacto con los extraterrestres.. por el momento: “Es muy arrogante decir que estamos solos en el universo. Yo estoy seguro de que en algún lugar hay otras civilizaciones. Creo que cualquier civilización espacial avanzada será pacífica. Si nos llevan millones de años de ventaja, es tiempo más que suficiente para que hayan resuelto sus problemas y no sean colonizadores”.

“Pero debemos estar preparados por si no es así. Por eso tenemos que ser prudentes y pasar desapercibidos. Además, dudo de que tengan interés en nosotros si están muy evolucionados”.

¿Qué opinas de las declaraciones de Kaku? ¿Tienes ya tus entradas para verle en directo en Barcelona? Déjanos tu comentario más abajo.

VER TAMBIÉN ▶ Alfred Webre: “NASA debe reconocer que existe vida inteligente en Marte”

1 Comentario

  1. Admiro al Dr.Kaku, hay que escucharlo con mucho respeto.
    Abre las mentes dormidas…
    debemos ir aceptando, que en un Universo infinito… cuántos planetas
    “Tierra” , con distintos tipos de vida
    inteligente, no habrá ???…🙂

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here