Batman no es el único hombre murciélago que existe, o al menos no es el primero. Ya que antes del héroe de DC Comics existía Camazotz, una misteriosa deidad prehispánica que simbolizaba la noche, la muerte y el sacrificio.

A pesar de que en días recientes este oscuro dios maya ha tenido mucha repercusión en las redes, no hay mucha información disponible sobre él. Uno de los pocos lugares donde encontramos algo es en el Popol Vuh, las antiguas historias del quiché.

Allí este hombre murciélago es una especie de ángel que desciende del Cielo a fin de decapitar a los seres humanos de madera de la segunda creación de los dioses Tepeu y Kukulkán, por ser imperfectos y no tener sentimientos.

En el mismo libro del Popol Vuh se nos relata que Ixbalanqué y Hunahpú, los dioses gemelos, fueron hijos de Hun-Hunahpú, dios de la fertilidad y del juego de pelota, y la bella Ixquic, hija de Kuchumakik, unos de los Señores de Xibalbá.

Un día, Hun-Hunahhpú y su gemelo Vucub-Hunahpú se pusieron a jugar en el juego de pelota; como hicieron mucho ruido, los dioses de Xibalbá se enojaron y Hun Camé y Vucub Camé, los principales señores del Inframundo, los retaron a jugar en sus lares. Del sagrado juego los vencedores fueron los de Xibalbá.

Ixbalanqué y Hunahpú tomaron la revancha, y se dirigieron al Inframundo equipados solamente con cerbatanas. Después de pasar con éxito muchas pruebas y maldades de que son objeto por parte de los dioses del más allá, y gracias a los consejos y la ayuda de Camazotz, llegan a pasar la noche en la Casa de los Murciélagos, Zotzilaha, «donde los murciélagos chillaban, gritaban y revoloteaban», habitada por Zotzilaha Chimalman, el dios murciélago.

Este escalofriante lugar, era una espantosa caverna que se situaba en lo que actualmente es Alta Verapaz, cerca de Cobán en la República de Guatemala. Es en esta caverna donde Hunahpú pierde la vida al ser decapitado por uno de los chilladores murciélagos comandados por Zotzilaha.

Y su cabeza sirvió de pelota en el último partido. Sin embargo, Ixbalanqué con la ayuda de un conejo recupera la cabeza y se la coloca de nueva cuenta a su gemelo.

Y aunque las menciones de Camazotz en la antigüedad son exiguas, en la modernidad goza de cierta popularidad. Su más reciente aparición es en la película de Hellboy de este mismo año, dirigida por Neil Marshall. Y además es uno de monstruos a los que Hellboy se enfrenta. Esto ocurre en el cómic Hellboy in Mexico del año 2010.

También tenemos al juego de cartas coleccionables llamado Mitos y Leyendas en el que este dios aparece como una carta tipo «Bestia». Su arte muestra a un murciélago humanoide con un rostro infernal y fue ilustrado por Marcos Villaroel.

La descripción de la carta es la siguiente: «El murciélago de la muerte se desliza en la noche profunda, silencioso y certero, es una lanza arrojada contra la vida misma».

Después tenemos su representación en el videojuego Smite, un MOBA que se centra en dioses como personajes a elegir. Y justamente Camazotz hace su aparición como personaje a elegir. En este juego se le conoce como «El Dios Mortífero de los Murciélagos».

Por último pero no menos importante, tenemos un busto hecho por Christian Pacheco. Una creación hecha para la exposición del 75 aniversario de Batman. Este busto fue uno de los muchos mostrados, pero fue el único basado en Camazotz. ¿Qué opinas al respecto? Déjanos tu comentario más abajo.

VER TAMBIÉN ▶ La realidad que vivimos es una simulación tipo ‘Matrix’ (Video)

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here