La actualidad vuelve a sacar a la palestra un enigma que parecía olvidado: el del misterioso “avión fantasma” que sobrevuela nuestros cielos de manera sospechosa y con fines todavía no aclarados.

Entre las psicofonías (grabaciones de sonidos atribuidos a espíritus o entes del más allá) más conocidas en el mundo de la parapsicología en España se encuentran las registradas entre las ruinas de la deshabitada localidad zaragozana de Belchite (el viejo).

Entre ellas se encuentra una en la que, de forma bastante clara, se escucha lo que bien parece el vuelo de un avión antiguo –de hélice– que de noche surca el cielo de ese pueblo que durante la Guerra Civil fue devastado por tierra y aire en el enfrentamiento que mantuvieron tropas republicanas y nacionales.

Durante la dura batalla se estima que fallecieron 5.000 personas. Hoy el aspecto que presenta la primitiva población es fantasmagórica, pues tras finalizar la contienda fratricida se decidió dejarla tal y como quedó tras la batalla como testigo propagandístico del bando franquista. En sus cercanías se levantó un nuevo Belchite.

La citada psicofonía los estudiosos en el mundo paranormal la suelen relacionar con aquel sangriento episodio, llegando a considerar que se trata de un avión fantasma, uno de aquellos que participaron en el bombardeo del municipio.

80 años después un sonido similar –pero en vivo y en directo– se escuchó hace un par de años en Peñafiel, en su comarca, en municipios fronterizos como el segoviano de Cuéllar o también en otros relativamente cercanos como los igualmente segovianos de El Espinar, o San Rafael.

Aunque, a poco que uno se sumerja en el insondable océano de Internet se sorprende al encontrar noticias en medios de comunicación y blogs, y comentarios en redes sociales que intercambian opiniones acerca del misterioso vuelo que, por lo leído, parece oírse según “surca la Península de norte a sur varias noches a la semana con un horario y ruta regular, cuya puerta de entrada sería Cantabria y la de salida la provincia gaditana”.

En ABC y en Cadena Ser informaron de que AENA no tenía constancia de la noctámbula ‘avioneta fantasma’ que despertaba la curiosidad de los cordobeses, pues la agencia estatal explicaba que el aeropuerto de la ciudad no tiene actividad nocturna.

Tampoco hay vuelos comerciales diurnos a pesar de los 100 millones de inversión en obras inacabadas de ampliación (esto ya no lo especificaba la entidad aeroportuaria, sino la noticia de la SER). Los aeródromos privados también descartaban cualquier vuelo bajo su supervisión, como los destinados a aerotaxis, contraincendios, fumigaciones, agrícolas o de paramotor, o drones.

Para comprobar que no se tratase de actividades delictivas, como el tráfico de drogas, al asunto se pusieron manos a la obra la Guardia Civil y la Subdelegación del Gobierno cordobesa. Mientras tanto, seguía escuchándose cada noche lo que los ciudadanos andaluces, pero también los de Santander, Peñafiel, o El Espinar, identificaban con una avioneta de hélices.

No iban mal encaminados los que teorizaban sobre hélices, aunque sí en el tamaño del aparato, pues el real supera en bastantes toneladas al que estaba y está aún en el imaginario popular.

Las autoridades andaluzas confirmaron que se trataba de un vuelo de carga, de un enorme avión modelo Antonov An-12, impulsado por cuatro potentes motores turbohélices –de ahí el ruido– que atravesaba la península a 6.000 metros de altura desde Gran Bretaña a Marruecos.

Algunos internautas van más allá y a través de una aplicación móvil y también programa de ordenador que sigue e identifica en tiempo real a cada avión en el aire en todo el mundo, www.flightradar24.com, señalan que el Antonov (número de vuelo CVK7001, matricula UR-CCP, compañía aérea ucraniana AeroVis Airlines, velocidad 450 kilómetros por hora y con 51 años de antigüedad) despega sobre las 21:15 horas del aeropuerto británico de East Midlans (cercano a la ciudad de Derby) y toma tierra en el aeropuerto de Martil Sania Ramel, de Tetuán (si se traza una línea recta entre estos dos puntos, en la ruta resultante están los lugares donde se escucha el avión).

Pero, ¿será ese su destino?, ¿cuál será su carga?, se preguntan los testigos, pues «estos datos no aparecen en ningún lugar de la Red» ,y, «es más, a través de los programas de seguimiento es imposible asegurar que aterrice en Tetuán, pues su señal desaparece antes de tocar tierra», afirman. ¿Misterio resuelto? Déjanos tu comentario más abajo.

VER TAMBIÉN ▶ El espeluznante caso del hombre que fue perseguido por un OVNI (Video)

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here