Muchos de nosotros hemos oído historias sobre abducciones e incluso de muchas especies de extraterrestres, como los reptilianos, que viven entre nosotros.

Algunos de aspecto como nosotros con forma humana, otros no y deben usar su tecnología para disfrazarse como uno de nosotros. La mayoría de los extraterrestres trabaja en posiciones influyentes, aunque algunos prefieren trabajar en otras áreas, como el de la seguridad.

En el video que mostramos más abajo recordaremos, ya que es una gran prueba para la conspiración y la ufología, al presidente Obama dando un discurso en la conferencia política 2012 AIPAC en el centro de convenciones de Washington (04 de marzo de 2012). Mientras la cámara de TV hace un paneo a través de la multitud vemos a varios agentes del servicio secreto vigilando… uno de los cuales parece para ser un alienígena que muchos han llamado una especie reptiliana.

Las cámaras digitales son conocidas por ver más que el ojo humano y también pueden llegar mucho más allá en otros espectros de luz permitiendo a la cámara ver la verdadera imagen. Por ejemplo una lente de infrarrojo en una videocámara de Sony permite ver orbes invisibles u OVNIS muy claramente en el cielo durante el día, pero casi nunca se verán estos objetos con los ojos. Tal vez esto es lo que sucedió al extraterrestre que trabaja como un agente del servicio secreto para Obama.

Los guardaespaldas del Servicio Secreto resguardaban a Barack Obama. La influencia llegó’ hasta tal punto que Caitlin Haydee, portavoz del Consejo de Seguridad Nacional, se vio obligada a producir un comunicado sobre el discutido asunto:

“No puedo confirmar las aseveraciones hechas en este vídeo, más cualquier supuesto programa para resguardar al presidente con extraterrestres o bien robots seguramente deberían reducirse o bien eliminarse. Yo los remito al Servicio Secreto o bien al Área cincuenta y uno para más detalles.”

Está claro que Haydee empleó la ironía para tratar esta polémica, más no deja de llamar la atención que las autoridades pierdan su valioso tiempo en charlar sobre “ridículas conspiraciones”. Esto no evita que cada vez haya más personas que estén persuadidas de que todas estas patentizas prueban que seres reptilianos están en nuestra sociedad, controlando la política, la economía y nuestra vida generalmente. Y si esto fuera cierto, probablemente explicaría la llegada de Donald Trump al poder.

En el siglo 21 la mayor parte de nosotros creemos gozar de los privilegios concedidos por la democracia. En lo lógico, podemos meditar, leer y decir lo que deseamos. Aparentemente, podemos escoger a nuestros gobiernos y la libertad de expresión nos da derecho a protestar si no estamos conformes con algo.

Como es lógico que hay reglas que debemos proseguir, mas la mayor parte de nosotros estamos prestos a cumplirlas, un pequeño costo a abonar por las ventajas de vivir en una sociedad de libre pensamiento. Entonces imagínate, descubriendo que esta realidad es una ilusión y que estás lejísimos de ser la persona libre que te han hecho pensar.

En cambio, tu psique es controlada por una raza de seres extraterrestres con la capacidad de transformarse y con el único objetivo de esclavizar al humano. No hablamos de la trama de una película de ciencia ficción. Poco a poco más personas piensan que esta es nuestra auténtica realidad.

Están persuadidos de que una civilización extraterrestre ha estado viviendo entre nosotros desde la antigüedad, en forma de humanoides con apariencia de reptil y también inteligencia sobrenatural, que controlan nuestra psique y rigen el planeta. Todavía más espantoso es que tenemos patentizas de su existencia.

O cuando menos esto es lo que piensan los teóricos de la conspiración, quienes aseguran que uno de los múltiples guardaespaldas del Servicio Secreto que resguardaban al flamante presidente Donald Trump y su familia a lo largo del desfile de inauguración en Washington, tenía los dedos inusualmente largos y sus manos estaban en una extraña situación.

El discutido vídeo de la inauguración que circula en las redes sociales muestra uno de los guardaespaldas del Servicio Secreto de los Estados Unidos, un hombre alto, pelado, con una gabardina, con unos dedos inusualmente largos y sosteniendo sus brazos continuamente en una situación incómoda a lo largo de bastante tiempo mientras que paseaba tras el presidente Trump, la primera dama Melania Trump y su hijo Barron , por la Avenida Pensilvania tras la liturgia de inauguración del pasado viernes.

El presidente Trump, su esposa y su hijo habían salido de la limusina para pasear y saludar a la multitud mientras que se dirigían cara la Casa Blanca. Las imágenes muestran al agente, que muchos describieron con un cierto similar al actor Rupert Friend de la película “Hitman: Agent 47”, caminando tras la familia presidencial, con los brazos doblados, una mano tocando la otra, con los dedos inusualmente largos extendidos. Los 2 dedos de su mano izquierda parecían mantener el dedo meñique de la mano derecha.

La situación supuestamente incómoda en la que el guardaespaldas del Servicio Secreto sostuvo sus brazos a lo largo de bastante tiempo mientras que paseaba tras Trump y Melania, se ha transformado en un discute en las redes sociales.

Ciertos afirmaron que los 2 brazos, o bien cuando menos un brazo, seguramente el de la derecha, era un “falso brazo” desarrollado para esconder el auténtico brazo del agente que tenía un arma dispuesta para disparar en cualquier instante.

Sin embargo, otros aseguraron que en otros vídeos se podía ver como exactamente el mismo agente del Servicio Secreto movía los brazos, probando que los brazos y las manos era humanas y no artificiales. Con lo que de forma rápida empezó a surgir una de las teorías conspirativas más antiguas: reptilianos.

Los especialistas en el tema afirmaron que la mano derecha del guardaespaldas era inusualmente grande y con los dedos anormalmente largos y extendidos de una forma recia y poco natural. Y, por si no fuera suficiente, los teóricos de la conspiración aseguran que esta no es la primera vez que “guardaespaldas reptilianos” resguardan al presidente de los Estados Unidos.

Como recordaréis, miles y miles de personas vieron otro agente afín al guardaespaldas del presidente Trump mudando de forma levemente mientras que sus orejas parecían desaparecer a lo largo de la conferencia anual del conjunto lobista proisraelí AIPAC (Comité de Temas Públicos Israel-Estados unidos) en 2012. ¿Qué opinas al respecto? Déjanos tu comentario más abajo.

VER TAMBIÉN ▶ Dalai Lama revela que los extraterrestres “son como nosotros” (Video)

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here