Hace dos años se vivió un macabro incidente que involucraba a un “ritual” reptiliano y un homicidio..

Barbara Rogers admitió haber asesinado a Steven Mineo a petición suya ya que no podía soportar haber sido expulsado del Sherry Shriner, un grupo fundado por su líder, actualmente fallecida, quien alegaba que los reptilianos se hacían pasar por seres humanos poseer sus almas.

De acuerdo a la investigación que se publicó en el diario estadounidense The New Republic, Mineo seguía a Sherry Shriner desde el año 2004, pero sus problemas empezaron cuando Rogers se convirtió en su pareja.

Sheriner vio «algo» que no terminaba de convencerle en ella y le comentó a Mineo que su pareja era, en realidad, un «Soldado Reptiliano».

Mineo defendió a su pareja, alegando que la «orgonita», una especie de mezcla de metales, resinas y cuarzoz, el cual debía matar a los reptilianos, no tuvo efecto en Barbara. Pero esta evidencia no le bastó a Shriner, quién continuó su campaña contra ella.

Por ello, Mineo y Rogers decidieron dejar el grupo y publicar varios videos en contra de su líder. A parecer, Mineo no soportó la presión y le suplicó a su pareja que le matara.

Durante el juicio, Rogers mantuvo que el disparo fue un accidente y que ella no sabía que el arma estaba cargada. Los fiscales argumentaron que la pareja había consumido alcohol hasta avanzadas horas de la noche el día del asesinato.

Rogers asegura que Mineo le suplicó que accionara el arma después posar sus manos sobre ella y apuntarla a su cabeza. Después llamó a emergencias y dijo textualmente que su novio tenía un arma y le pidió que le disparara.

Andrew Kroeckel, asistente del fiscal del distrito del condado de Monroe, exclamó que se encontraron con la víctima con una herida de bala en la frente, a quemarropa.

No hace falta decir que los abogados de Rogers tuvieron serios problemas para explicar lo sucedido, por lo que fue declarada culpable el pasado marzo por asesinato en tercer grado.

El 10 de junio, la madre de tres hijos, sin ningún tipo de antecedentes, conducta negativa y con un prontuario inmaculado, fue sentenciada a cuarenta años de prisión.

Un caso que ha levantado tanta polémica como teorías en todo el mundo. Sherry Shriner, la líder de la secta, se defendió en el 2017 de las acusaciones por la muerte de Mineo. Un año después falleció en extrañas circunstancias.

No hace falta mencionar que este caso es desconcertante en muchos sentidos. Las extrañas circunstancias, así como la misteriosa muerte de Shriner al poco tiempo del asesinato de Mineo hacen sospechar muchas cosas.

Además, hace recordar otro caso muy parecido; Max Spiers, de 39 años de edad, quien murió en Polonia previo a una conferencia de ufología, quién decía ser un «súper soldado» de un programa de un gobierno secreto.

A pesar de que se «confirmó» que había fallecido por causas naturales, se encontró una sustancia oscura y extraña en su boca. Además, había dejado un extraño mensaje que fue encontrado por su madre que decía «Si me sucede algo, que me investiguen».

Obviamente, para los escépticos la muerte de Mineo se debe a la extraña secta en la que se involucraron, sin embargo, la posibilidad de que haya sido víctima de una conspiración reptiliana tampoco se descarta.

Lo más extraño del asunto es que esta posibilidad ha sido dada por los medios de comunicación. Sí, esos medios que hace un par de años hablaban irónicamente sobre el trasfondo del caso, ahora lo mencionan como una posibilidad real ¿Qué está sucediendo?

VER TAMBIÉN ▶ Reptilianos en la Seguridad de los Presidentes de EE.UU. (VIDEO)

Erick Sumoza

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here