En Capadocia, Turquía, la enormes quejas por filtraciones de varios vecinos ha derivado en un hallazgo misterioso; una ciudad perdida bajo el agua de unos 5.000 años de antigüedad.

El hallazgo, el cual fue prácticamente por accidente, pues varios vecinos de la ciudad de Calis, donde se hizo el descubrimiento, se quejaron con las autoridades municipales de unas filtraciones de agua dentro de sus casas, la mayoría de ellas, en solo una planta y contiguas.

Según el diario Daily Sebah, las autoridades empezaron a descargar el agua de las casas, mientras buscaban la causa de la inundación, encontrándose con una especie de entrada secreta de un túnel. Al abrirse, los operativos o propios habitantes encontraron los restos de una antigua ciudad, justo debajo de las casas que sufrían inundaciones.

En el lugar, los trabajaron hallaron, incluso, una pequeña estatua humana que, se piensa, era una especie de deidad desconocida hasta el momento.

Esta extraña ciudad, que cuenta con tres niveles, estaba formada por casas, túneles y lugares de culto a lo largo de cinco kilómetros y, de acuerdo a los medios locales, ya se había «descubierto» hace unos veinticinco años, cuando un pequeño niño cayó dentro del túnel descubierto y los residentes de la ciudad decidieron bloquear la entrada para evitar más accidentes.

Sin embargo, este extraño hallazgo quedó en el olvido, pero de acuerdo a los habitantes de la zona, muchos extranjeros habían llegado a la zona en búsqueda de esta ciudad subterránea perdida por que, de acuerdo a sus mapas, se trataba de una especie de fuente de «agua curativa».

Recordemos que esta no es la primera vez que en Turquía se encuentra una ciudad perdida bajo el agua. En el mismo Calis ya se había encontrado las famosas ciudades subterráneas de Capadocia, Kaymakli y Derinkuyu, a tan solo ochenta kilómetros de distancia.

La ciudad sumergida seguirá, por el momento, cerrada para poder seguir con las investigaciones y revelar sus orígenes y dimensiones exactas, aunque en el análisis técnico principal, los arqueólogos ya han señalado que las ruinas de la ciudad data de, al menos, unos 5.000 años de antigüedad.

Hasta el momento no se sabe nada sobre este hallazgo, pero Turquía ha sido un país donde se encuentran aún muchos misterios que siguen por resolver. Recordemos que aún continúa el misterio del posible hallazgo de la ubicación del Arca de Noé, la cual pude estar ubicada en el Monte Ararat.. ¿Qué crees opinas al respecto?

VER TAMBIÉN ▶ Descubierto un Sistema Solar cercano que puede tener vida (Video)

Erick Sumoza

2 Comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here