La inmensa fosa con forma rectangular que rodea la pirámide de Zoser en Egipto, sería parte de un modelo tridimensional de un camino al inframundo que debía recorrer el faraón que fuese sepultado en ese lugar para poder llegar a la vida eterna.

Así lo ha explicado el egiptólogo polaco Kamil Kuraszkiewicz, quien se encuentra al frente de las nuevas excavaciones hechas en esta necrópolis, la cual se encuentra en la zona de Saqqara, en Egipto. Así lo ha hecho saber a través del portal Science in Poland.

Esta extraña gruta de unos veinte metros de profundidad y cuarenta de ancho forma parte de un área de aproximadamente setecientos cincuenta por unos seiscientos metros, la cual incluye al complejo de funerario de Zoser, considerado una de las estructuras más antiguas de la humanidad, como otras construcciones de temáticas religiosas antiguas.

Durante la expedición arqueológica, el equipo de Kuraskiewicz encontró unos túneles extraños, muy bajos y horizontales, que se crearon en el mismo periodo en que fue construida la pirámide. Sin embargo, los expertos no podían deducir cual era el propósito de su construcción.

Uno de estos extraños pasadizos, el cual conduce hasta la pirámide y posee una extensión aproximada de unos veinte metros, termina en una misteriosa habitación de dimensiones pequeñas.

Al estudiar la habitación, los investigadores encontraron un extraño arpón ritual, fabricado en piedra y decorado con diferentes imágenes de serpientes, todas talladas.

Kuraszkiewixcz explica que el arma podría haber sido uno de los peligros que le esperaban al rey, o bien una arma que fue hecha exclusivamente para el faraón, que pudiera hacer frente a tales amenazas.

Los expertos sugieren que los antiguos egipcios creían que después de la muerte de las personas, estas debían superar un largo y duro camino, repleto de obstáculos y demonios peligrosos antes de alcanzar la vida eterna.

Kuraszkiewicz menciona también que en la zona occidental del foso se han descubiertos numerosas construcciones aún más enigmáticas, como grandes muros transversales con diferentes aperturas a varios metros de altura, escaleras e inexplicables filas de gigantescas fosas.

Por lo que ha hecho pensar, una vez más, en la posibilidad de hombres de estaturas anormales en el antiguo Egipto.

De acuerdo con esta teoría de Kuraszkiewicz, todos estos objetos podrían ser una representación de todos los peligros que debía saltear el rey en el más allá. Por el momento, los arqueólogos continúan trabajando, en espera de encontrar más pasadizos en la zona.

El antiguo Egipto continúa siendo un lugar indescifrable y aún no conocemos todo lo relacionado con él… ¿Qué opinas al respecto?

VER TAMBIÉN ► El medallón del faraón: la conexión extraterrestre (Video)

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here